#Belén Esteban tiene una sorpresa inesperada para todos sus fans. Esta sería, nada más y nada menos que la de firmar su salida definitiva de televisión tras varios lustros al pie del cañón que le habrían pasado una serie de facturas que, ahora, con unos buenos ahorros encima de la mesa, parece podría saldar sin necesidad de tener que seguir exponiéndose a ella o a los suyos hasta la saciedad.

Eso es al menos lo que han publicado en las últimas horas nuestros compañeros de Cotilleo, donde aseguran que Belén Esteban [VIDEO] se retirará de la pequeña pantalla o bien durante unas cuantas temporadas, o bien para siempre, aludiendo a unos cuantos motivos que habrían decantado la balanza definitivamente para el lado del apagón mediático.

El primero de ellos vendría de la mano del hecho de que esta lleva un tiempo queriendo volver a ser madre, al parecer, sin éxito. Ya sea por su edad, 44 años, por el estrés al que está siendo sometida judicialmente en los últimos meses o por la falta de tiempo, sabe que el reloj lleva ya unos años corriendo en su contra y que si no es capaz de poner un parón en su actividad frenética tendrá que renunciar para siempre en su idea de hacer papá a su novio Miguel Martos.

Sea a través de los cauces naturales o, si no es posible, de la adopción, la pareja tiene claro que quiere tener un hijo en común y, también, que quieren casarse. Algo que la de San Blas ya ha comentado en más de una ocasión hablando de lo que espera de su vida en pareja. Todos los pronósticos auguran que el anuncio de la boda llegará en este 2018.

A partir de ahí empezarían todos los preparativos para organizar la mejor boda vista nunca.

Belén Esteban consigue la tranquilidad emocional y económica

Más allá de los personales, si hay un argumento de peso para abandonar la televisión en los próximos meses ese es el que le puede convertir en ganadora definitiva de su duelo judicial contra Toño Sanchís. Una causa que ha convertido en un "sí o sí" mediático y que de conseguir no solo la coronarían en antena, sino que le supondrían la tranquilidad económica definitiva haciéndose con medio millón de euros que dejarían de obligarla a ir a trabajar.

Algo que hace tiempo le pidió su hija, Andreíta, quien siempre ha "odiado" a los medios y que sería la gran valedora de que su madre dejase todo el ruido de la tele y se centrase en su vida, en ser feliz y en disfrutar lo ahorrado durante tantos años. Además, si lo hace, podrán pasar más tiempo juntas. Todo son señales para que esta se retire en cuestión de meses. #Telecinco