Ocurría esta misma tarde en Sálvame [VIDEO] diario, el conocido paparazzi convertido en personaje, Gustavo González [VIDEO], vuelve al programa para hablar nuevamente del culebrón con el que llevan hablando cada tarde en el programa desde hace mas de 15 días.

¿Qué tiene de cierto esta historia?

Si hacemos un análisis de todo lo que está ocurriendo con el actual colaborador Gustavo González, María Lapiedra y su actual marido y padre de sus dos hijas Mark Hamilton, resulta cuanto menos surealista por la cantidad de dudas que se quedan en el aire. Cabe recordar que fue el propio colaborador quien comenzó hablando de su vida personal en #Sálvame dado que un medio digital había publicado la noticia de la separación y divorcio de la que fue su mujer durante 30 años y madre de sus 4 hijos.

Curioso dato y muy raro teniendo en cuenta que días más tarde fue el propio Gustavo quién confesó en el mismo programa que fue él quien dió permiso para que la noticia se publicara en dicho medio digital. La repercusión de la noticia pareció interesar a los espectadores y a partir de entonces, aquí todo el mundo ha empezado hacer caja y soltar lo más grande.

María Lapiedra y su actual marido podrían ser los que más tajadas están sacando

Esto es lo que María Patiño ha querido confesar al que considera su amigo y compañero, #Gustavo González. Al parecer, y según la colaboradora y poosedora de la verdad mas absoluta, #María Lapiedra y Mark Hamilton están tratando de sacar un buen partido económico a esta historia. La decepción del colaborador va subiendo por momentos dado que según ha confesado, está misma mañana ha recibido en su teléfono móvil unas capturas de pantalla que demuestran que la tertuliana de Cazamariposas está haciendo caja día sí y día también.

Belén Esteban conoce toda la verdad

Y si el circo no hubiera suficientes participantes, llega Belén Esteban y cuenta que conoce toda la verdad y mete de lleno a la ex mujer del colaborador largando que habla con ella. De todos es sabido la diarrea verbal que tiene la de Paracuellos y que todo lo que le cuentan lo larga de manera inmediata.

El culebrón seguirá dando que hablar y de ésto no tenemos ninguna duda dado que el tema parece interesar a los espectadores y el programa Sálvame podría también estar encantado. Los culebrones siempre funcionan y los responsables de contenidos del programa parecen estar quemando los últimos cartuchos para mantener a la audiencia pegada al televisor.