3

La Navidad no se está poniendo muy linda para esta pareja. Los jóvenes artistas, tras sus idas y vueltas, habían decidido regresar juntos. Como otra relación que se retoma, las cosas no fluyen todavía al cien por cien y han decidido pedir ayuda. El mediador elegido ha sido una famosa institución religiosa: la Hillsong Church. Y no hace falta más que revisar la cuenta de Instagram de Justin Bieber para ver que su acción está siendo liberadora y positiva.

Sin embargo, la familia de Selena Gómez no aprueba este regreso de la pareja. En concreto, a la madre de ella le ha dado una crisis nerviosa. Y han terminado en el hospital.

Así que la pareja de jóvenes cantantes parece haber dado una tregua a los familiares en lidia, pasando estas fechas tan especiales en casas separadas. Una estrategia que quizá nos deje nuevas y esperanzadoras noticias para el año que viene.

Repaso a un amor de juventud

Dice un dicho que leña verde y juventud, todo es humo. Y algo hay cuando esta relación ha pasado por tantos baches. Es de alegrarse que, actualmente y con la madurez asumida, hayan dado pasos tan grandes en orden a reavivar la chispa del amor. Lo cierto es que fueron una de las parejas de moda más jóvenes y su esfuerzo por regresar a la calma del hogar bien merece la pena.

¿Cómo empezó la cosa? Por trabajo. Siendo menores de edad, sus mánagers respectivos los pusieron en contacto, para buscar colaboraciones musicales favorables.

Era el año 2009. Es al año siguiente cuando surgen los rumores por parte de los tabloides y los desmentidos por parte de los artistas. Sin embargo, cara fin de año, pasan unas vacaciones juntos y se fotografía un beso.

La confirmación vendrá en el 2011, en marzo. Y se desata la polémica, sobre todo desde las enardecidas fans del cantante. Pero todo iba sobre ruedas y se habla de los dos como Jelena. Dos meses después, frente a las cámaras, se capta en directo un beso y abrazo en público, durante una entrega de premios. A partir de ahora se les verá juntos en todas las galas, haciendo gala de un amor juvenil de cuento de hadas.

2012 es el año de la revolución. Y es que comienza con los rumores (también los desmentidos) de enlace cercano y compromiso de los jóvenes, pero acaba con la ruptura oficial de la pareja. El motivo es la agenda de cada quien y sus vidas en direcciones distintas. Si el roce hace el cariño, la distancia pasa factura y desmorona la chispa vital.

Abril de 2013 queda para las conjeturas y las teorías conspiranoicas de los tabloides.

Y es que Selena visita a Justin durante su gira, este pone una foto de los dos en Instagram y, al poco, la borra.

2014 es otro revoltijo de acontecimientos: en un extremo, la hospitalización de ella por problemas de salud, por el otro, la detención policial de él. Y, en marzo, el notición: se les ha visto acaramelados en Texas. Y es en septiembre, en una nada romántica ronda judicial, cuando él afirma que salen juntos. A final de año, nuevas declaraciones y vida por separado: no hay más Jelena.

Fragor en las redes sociales

Tras estos ires y venires han existido diversas relaciones, intercambios de comentarios en redes sociales y problemas de salud. Por fin, el pasado mes de noviembre, regresan a la palestra con la noticia de reinicio de relación. La reacción en las redes no se hace esperar. Tampoco es sus casas. Donde ha sentado peor es en la de Selena, con su madre hospitalizada por un colapso nervioso.

Justin [VIDEO] parece querer rehacer su vida, bajo los auspicios y bendiciones de la Hillsong Church. Y a Selena parece que algunas conversaciones de su novio con ex no le ha sentado bien. Parece que tendremos novedades tras la Navidad. Así que lo mejor va a ser estar atentos a sus cuentas, sobre todo la de él #SelenaGomez #JustinBieber