Una de las dudas que se generan desde los últimos años es la presencia de cristina de borbón en la tradicional cena de Nochebuena en el comedor de La Zarzuela. Pues bien, según apunta el digital El Español, este año brillará por su ausencia, ya que la pasará junto a Iñaki Urdagarín y sus hijos. Quienes no faltarán en la lista de invitados del Rey Felipe VI y Letizia serán sus padres, Juan Carlos y Sofía [VIDEO]. Al igual que su hermana mayor, Elena, acompañada de sus dos hijos: Froilán y Victoria Federica.

No en vano, la composición de la mesa real supone un tremendo quebradero de cabeza para el actual monarca. Por un lado, por la relación de su hermana y cuñado en la trama de corrupción del “caso Noos”.

Y por otro, con el enorme distanciamiento por parte de los reyes eméritos, cuya convivencia está rota desde hace muchos años. A pesar de apariciones muy puntuales para conmemorar alguna efeméride de especial relevancia.

Juan Carlos y Sofía en los funerales del Rey de Rumanía

Precisamente esta última semana se han podido ver juntos a los anteriores Reyes de España al asistir a los funerales por el Rey Miguel de Rumanía, al que han asistido una buena parte de los representantes de la realeza europea. Como por ejemplo, Carlos de Inglaterra, los soberanos de Suecia o el Rey de Bélgica. No obstante, en las imagines difundidas por la televisión rumana se sigue notando una falta de complicidad en el matrimonio regio. Con pocos detalles, tanto de una como de otra parte, que confirman la frialdad de las relaciones.

Repercusión del triunfo independentista

El día 24, Nochebuena, será también muy importante para Felipe VI, en el sentido de sobre cuál será su discurso de Navidad. En especial, tras el triunfo de las fuerzas independentistas en las elecciones que se han celebrado este jueves en Cataluña. Hasta el punto que se está especulando a si se referirá a este acontecimiento en su mensaje navideño.

Algunas fuentes conocedoras de la preocupación [VIDEO] que le está generando al monarca este problema apuntan a que podría hacer un pequeño guiño al hablar alguna parte del discurso en catalán. En contraste con el discurso de primeros de noviembre, en donde no pronuncio una sola palabra en este idioma. En cualquier caso, será uno de los mensajes con mayor calado político que ha tenido en los últimos años. Hasta el punto que va a ser analizado al más mínimo detalles por parte de todas las fuerzas políticas españolas.