Por si alguien lo no lo sabía, a estas alturas ya lo tendrá más que claro. Belén Esteban [VIDEO] es, posiblemente, una de las peores personas que nadie quisiera tener como enemiga. Algo que conoce bien el que fuera su mejor amigo, gran apoyo y mano derecha durante más de diez años de relación personal y profesional como es Toño Sanchís, ex agente de la princesa del pueblo.

Los gastos de Belén Esteban

Y es que, después de que una serie de acontecimientos acaban desembocando en una abrupta ruptura profesional, la guerra que se ha iniciado entre ellos no podría ser más destructiva para ambos a todos los niveles empleando todo lo que está a su alcance y lo que no para hundir a su nuevo peor enemigo.

En el caso de la Princesa del pueblo, tal y como revelaban nuestros compañeros de La Voz de Galicia hace ya un tiempo no ha escatimado lo más mínimo en pelear por los 500.000 euros que le pide a su ex agente a pesar de que para asegurarse del éxito del juicio haya tenido que hacer auténticos malabares para poder pagar a uno de los mejores bufetes de abogados especialistas en este tipo de casos que hay en España. Cantidades que a día de hoy no han dejado de incrementarse.

Tanto es así que esta misma reconocía ya el pasado verano haber tenido que vender un piso que esta poseía en San Blas para poder ir pagando a sus costosos representantes legales. El mismo piso que quería regalarle a su hija para cuando cumpliese 18 años y que finalmente ha tenido que malvender para seguir el proceso con las máximas garantías de victoria.

De hecho, y por si eso no fuese suficiente, la colaboradora de Telecinco [VIDEO], reveló que tuvo que echar mano del dinero de su hija que esta tiene en una cuenta de ahorro para ir pagando su defensa legal que ya habría devuelto con la venta del inmueble, según sus estimaciones. Y es que, tal y como se ha venido publicando, el desfalco que le habría supuesto conseguir ese triunfo judicial en primera instancia que ahora espera certificar en segunda tras el recurso del valenciano podría elevarse hasta las cinco cifras mensuales, lo que parece evidente no está a la altura de cualquiera.

Belén Esteban tuvo que coger dinero de Andreíta para poder pagar

Lo que parece claro, y tuvo siempre en mente desde el inicio, es que si su verdad se imponía como esperaba con los 500.000 euros recuperados cualquier desfalco o dinero prestado que hubiera tomado podría ya no solo devolverlo al instante con intereses, sino también disfrutar de algún que otro capricho. Si las cosas no cambian mucho, en el primer trimestre de 2018 conocerá la sentencia firme.