Cuando parecía que el 2017 iba a concluir como uno de sus mejores años tanto a nivel personal como profesional, un último revés lo ha enturbiado todo en forma de demanda obligando a los abogados de Belén Esteban a desdoblarse para hacer frente a todas las causas que la princesa del pueblo tiene ahora mismo en marcha y sobre la mesa.

La última la conocía ayer, cuando en los Juzgados de Paz de Paracuellos del Jarama la colaboradora de Sálvame [VIDEO] estaba citada y a la que no acudió dejando a sus abogados en su nombre. Allí recibieron la notificación por parte de los abogados de Ángela Portero de que los hechos ocurridos durante la realización del programa Gran Hermano VIP 2015, en el que esta y la de San Blas coincidieron juntas, eran constitutivos de delito.

Según la parte demandante, Belén Esteban atentó contra el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen de la periodista tras insinuar que esta consumía estupefacientes. Acusación que consideran muy grave y por la que piden que le sean imputados estos delitos, amén de una indemnización a la altura que ya está en manos de los jueces.

Y es que, a pesar de que los abogados de ambas partes estuvieron reunidos durante un tiempo en la sala destinada a llegar a acuerdos y evitar el proceso judicial, este no llegó y el siguiente paso será ver a ambas sentadas frente a frente. A Ángela Portero como demandante y Belén Esteban en el banquillo de los acusados.

Sin duda, un nuevo quebradero de cabeza para la rubia más famosa de España que ve como su periplo por los juzgados se antoja infinito, no pudiendo alejarse de ellos ni unos pocos meses, ya que como saben, el recurso de Toño Sanchís a la demanda de la Esteban ha paralizado el pago de ese casi medio millón de euros hasta que la Audiencia Provincial dé su fallo definitivo.

Ángela Portero vetada de Telecinco

Una de las consecuencias de haberse enfrentado pública y judicialmente a Belén Esteban está siendo especialmente dura para Portero. Según ella, plantarle cara a una persona tan poderosa en Telecinco le ha privado de seguir apareciendo en cualquier espacio de Mediaset España [VIDEO], teniendo consecuencias para su economía de lo más notables.

Sin embargo, esta tiene claro que su imagen y su dignidad bien valen una demanda que está convencida de ganar, dadas las pruebas gráficas del programa que presentarán durante un juicio que arrancará, en principio, durante el primer trimestre de 2018.