La actriz #Rose McGowan, popularmente conocida por su papel en la serie Embrujadas, ha sido acusada por posesión de drogas. La orden de arresto fue emitida el pasado lunes en base a que fueron halladas sustancias narcóticas en pertenencias que, supuestamente, corresponden a la actriz y que se había dejado olvidadas en el Aeropuerto Internacional de Dulles, en Washington, en un vuelo que realizó el pasado 20 de enero.

Desde el 1 de febrero el Departamento de Policía de la Autoridad Aeroportuaria de Washington ha estado investigando el caso hasta que, según la revista People, dieron con la propietaria con quien han estado tratando de contactar, y no han podido, desde entonces para que compadezca ante la Corte de Justicia de Virginia.

Harvey Weinstein como detonante de todo

La actriz, en su Twitter personal, se ha preguntado si hay alguien que pretende silenciarla. Esto se debe a que recientemente, hace apenas 15 días, fue una de las que destapó que uno de los magnates de Hollywood, Harvey Weinstein, el cofundador de la productora Miramax, abusó de ella. Debido a esta información es por lo que la conexión de la orden de arresto por posesión de sustancias controladas y la declaración de abusos coincide en fechas de manera sospechosa.

Después de 20 años de silencio, McGowan se atrevió a revelar la violación que sufrió por este productor quien, tras la confesión de la actriz, ha acumulado ya más de 60 denuncias por abusos, acosos y violaciones a diversas mujeres.

#Harvey Weinstein le ofreció a Rose McGowan cien mil dólares para acallarla, dinero que en su momento aceptó porque "lo necesitaba", aseguró la actriz.

Y no fue hasta que algunas de las actrices de tallas de Angelina Jolie o Ashley Judd, quienes se atrevieron a denunciar a Weinstein abriendo una larga lista de nombres, que llegaron muchas más demandas en contra del mismo. Entonces también dio el paso McGowan, porque, afirma, sabía que con tantos alegatos de mujeres sí se les haría caso y la denuncia no sería una más en el archivador de la comisaria.

McGowan contó que podría haberle sacado mucho más dinero a Weinstein, ya que su desesperación era grande al saber lo que se le podía venir encima. Sin embargo, a ella no le importaba su dinero y ahora busca la justicia para todas las mujeres.

La llamada a la acción de Rose McGowan

En la Convención de Mujeres en Detroit, su primera aparición pública después de la gran revelación, quiso empujar a todas las mujeres a que no callen, a que revelen los nombres de aquellos hombres que abusan de ellas, "avergonzadles, identificadles", decía. Su intención es limpiar una industria tan inmensa como es Hollywood de este tipo de personas, porque es consciente de que si no son ellas, las actrices y todas las mujeres, las que inician esta lucha no lo hará nadie.

Personas de renombre en la industria cinematográfica como Quentin Tarantino o Ben Affleck eran conocedores de lo ocurrido y, sin embargo, no actuaron en busca de las consecuencias. En Hollywood, el de Harvey Weinstein, era un secreto a voces que por fin ha salido a luz. #Rose Army