Se viene lío y de los buenos en #Sálvame, en #Telecinco, y en el panorama televisivo y mediático español en general después de la última gran bomba informativa que hemos conocido y que tiene al 'mundo celebrity' y al programa de corazón decano de la televisión española como protagonistas.

Algo que conocíamos casi de pasada de la voz del que sería uno de los testigos de uno de los hechos más bochornosos, lamentables, denunciables e irrepetibles que se han producido en un plató, tanto en la cadena de Fuencarral como más allá de los estudios de Mediaset España.

Hacemos referencia a la noticia publicada en la propia página web de Telecinco y que reza que una compañera del colaborador estrella en Sálvame fue abusada [VIDEO] por un famoso.

Información que Kiko Hernández no quería explicar mucho más allá pero que acabó matizando se produjo a cargo de un famoso que sería cantante.

Según lo que este deslizó en antena, estos tratos abusivos se habrían producido a una compañera de trabajo que, a día de hoy, seguiría trabajando con ellos, haciendo saltar todo tipo de especulaciones tanto por parte de algunos de los miembros de la mesa de tertulia más ácida de la televisión patria, como muy especialmente de los espectadores que comentan este espacio en las redes sociales.

A este respecto, y antes de cortar el tema por lo sano, sabedor de la gravedad de las acusaciones que estaba realizando más allá de poner nombre ni apellidos ni al acosador ni a la acosada, el que fuera uno de los primeros concursantes de la historia de Gran Hermano en España concluía hablando sobre el artista "acosador" que a él, antes de ese suceso le "gustaba mucho" su trabajo.

Sin embargo, desde que aquello ocurrió "no he vuelto ha escuchar un disco suyo".

Sálvame, en el centro de la polémica permanentemente

A la espera de que podamos ofrecer más datos sobre este trato abusivo que se habría producido en Sálvame lo cierto es que el programa más rosa de la parrilla televisiva en nuestro país no deja de situarse en el centro de la polémica por distintos asuntos.

Después de haber sometido a escarnio a dos de sus colaboradoras aprovechando una filtración de otro medio que hablaba de posibles despidos, y de no haber sabido cortar los malos rollos personales entre colaboradores que podrían extenderse también a los presentadores, ahora conocemos un caso que, sin duda alguna, se antoja como mucho más grave. Veremos cuál es el límite de tanta polémica.