Que la forma de presentar de #Jorge Javier Vázquez es especial y que sus formas, a menudo criticables, enganchan a la audiencia parece indiscutible después de tantos años al frente de espacios de éxito que le han llevado a convertirse en una de las figuras mejor pagadas de la televisión en España.

Sin embargo, eso no quiere decir que de vez en cuando éste, como el resto, no meta la pata durante el desarrollo de su actividad laboral, como sucedía, por ejemplo, este último jueves durante la emisión de la última gala de #Gran Hermano Revolution. Los hechos eran los siguientes.

Todo ocurría durante la entrevista en el plató de Carlota, cuando éste se enteraba de unos posibles cuernos de uno de los concursantes eliminados a su pareja, para con otra ex concursante.

Nada más recibir esa información, éste, sin saber si podía o no contarlo en antena decidió tirar la piedra a medias, esconder la mano a medias y limitarse a contar lo que sabía al oído de la expulsada. Algo sobre lo que ella no quería comentar, de entrada, ya que respondía que si le preguntaba su opinión se la daría.

Poco después revelaba que lo que había cuchicheado -gesto que está muy pero que muy feo en televisión- era el asunto que, presuntamente, habrían tenido entre Cristian y Petra, lo que dejaba con cara de "me resbala" al primero mientras la segunda parecía disfrutar de su momento de gloria.

Un tema que, por otro lado no es viejo, ya que no interesó a nadie cuando ambos estaban en la casa. Algo que llevaba a varios analistas de las revistas, como por ejemplo sucedía con una columna de la revista Semana, a manifestar que lo que había hecho Jorge Javier al revelar el cuchicheo a Carlota a la audiencia era mentir. [VIDEO]

Jorge Javier miente, según la revista Semana

Sin revelar si en realidad estaba contando el asunto de José María y el presunto abuso, ya que nadie puede meter el oído en la conversación de JJ con Carlota, lo cierto es que lo que Laura Campos asegura en Semana [VIDEO] es que "ha mentido a la audiencia", hablando de gato encerrado.

Lo que sí parece cierto es que, más allá de esta mentira o no, piadosa o no tanto, de Jorge Javier Vázquez a los espectadores de Gran Hermano, en una edición tan plagada de escándalos, es un gesto de lo más reprobable haciendo bueno el dicho del refranero español que reza que "escuchitas en reunión es de mala educación". Si tenemos en cuenta que la reunión era de varios millones de espectadores está todo dicho.