No todo en la vida es lo bien o lo mal que te vaya económica o profesionalmente. Incluso tampoco lo bien o mal que te pueda ir con tu pareja. Algo que todos los que tenemos una mascota en casa ya sabemos a raíz del enorme vínculo sentimental que establecemos entre estos animalitos con nosotros y el resto de la familia.

Pues bien, es precisamente el delicadísimo estado de salud de la mascota de María Patiño lo que la tiene de "bajón", desanimada y medio "depre" en unos últimas días en los que esta se ha decidido por narrar lo que está viviendo su animal de compañía con el resto de colaboradores y de paso, con toda España.

Y es que, si hace unos pocos meses, radiante de alegría mostraba al mundo el nuevo integrante de la familia que había traído a casa su novio, una preciosa chinchilla macho a la que llamaron Camilo, ahora a raíz de unos serios problemas de salud de este animal, el ambiente en su casa se había tornado triste y plomizo.

Tanto es así que en palabras de "la Pati", como la llaman los más cercanos a la periodista gallega, Camilo se debate "entre la vida y la muerte" en estos momentos después de haber sido sometido a una intervención [VIDEO] quirúrgica en la que se podrían haber sucedido unas complicaciones con la anestesia se habría agravado su situación.

Tal y como cuentan nuestros compañeros de la revista Lecturas, si bien la presentadora de Socialité trataba de mantener las lágrimas sin derramarlas durante la narración pública del drama que la tiene muy preocupada, esta no podía ocultar la angustia [VIDEO] y la terrible tristeza que sentía al reconocer que Camilo se "está yendo poco a poco".

Aunque para muchos de los presentes y de la audiencia que comentaba el programa se trataba de una frivolidad más, marca de la casa, lo cierto es que María está mucho más afectada de lo que ella misma, asegura, pensaba podría llegar a estarlo por un animal como Camilo. Sin embargo, el apego que se le tiene a estos animales nunca se elige.

La otra chincilla de Patiño, también con problemas de salud

Por si esto fuera poco, la comunicadora recordaba que Camilo no era el único animal con problemas en su casa. Si bien sí que era quien peor lo estaba pasando y quien, salvo milagro, acabaría expirando antes, lo cierto es que otra de las chinchillas de Patiño también sufre problemas de salud. Concretamente una diabetes que la tiene con cuidados específicos y que esperan pueda llevar con normalidad el tiempo que le quede.