Poco o nada queda de aquella chica joven y jovial llamada Belén Esteban que conocimos al lado de Jesulín de Ubrique.

La que fuera apodada 'princesa del pueblo' ahora se la conoce con otro sobrenombre

Belén Esteban, más conocida en las redes sociales como ' princesa de las mentiras' ha sufrido un cambio físico muy significativo en los últimos años. Poco queda de aquella joven del barrio de San Blas que se mostraba tímida ante los paparazzis y los reporteros que se le acercaban. Belén Esteban era una chica de barrio que había conocido al torero y según ella misma confesaba, llevaban una relación muy discreta desde hacía más de un año hasta que los medios de comunicación si hicieron eco de la noticia.

La recordamos cabizbaja, con un tono de voz calmado y en multitud de ocasiones se sonrojaba cuando los reporteros le pedían hacer declaraciones. Pero hay algo que nos llama poderosamente la atención, el deterioro físico de la colaboradora ha sufrido un cambio radical en los últimos años. Analizamos cuáles pueden ser las causas.

Su ajetreada vida en fiestas y demás acontecimientos

Ésta podría ser una de las razones por la que Belén Esteban parezca tener mucha más edad de la que tiene. Tras romper su relación con Jesulín, la colaboradora además de ser muy perseguida por todos los medios de comunicación, se dedicó a ir de fiesta en fiesta y a llevar una vida no muy saludable. Podíamos verla en multitud de saraos al lado de muchos personajes famosos entre los que se encontraba Cristina Blanco que recordemos, en aquellos tiempos era la vidente de los famosos.

Belén Esteban parecía haber alcanzado un éxito que podría haberla llevado a lo alto aunque también al mismísimo infierno. El cambio físico y el comportamiento de la colaboradora, iría de mal en peor aunque ella se empeñaba en negar la mayor.

Toño Sanchís lo describiría con esta frase: Belén Esteban ha petado

Fue en Sálvame dónde se producirían las mayores broncas protagonizadas por la colaboradora y donde su extrema delgadez y sus desvaríos constantes ponían en jaque a todo el equipo del programa, a sus compañeros y a su representante Toño Sanchís que no dudó ni un instante en convertirse en la persona que más la apoyaría para que pudiera volver con el tiempo totalmente curada. En su programa la frase mas comentada era "Belén Esteban está malita".

Esto parece haber provocado en la de Paracuellos un cambio físico importante y muy radical pese haber pasado por centros de estética en más de una ocasión. Los excesos se pagan y de esto Belén Esteban podría saber bastante.