Y llegó el día 9 de noviembre. El día en que Belén Esteban se hace un poco más mayor para cumplir 44 años. Una fecha que le llega en un gran momento personal.

Después de unos años de mucha más incertidumbre, con todos los líos judiciales con Toño Sanchís, con los problemas para acordar con su padre cuál iba a ser el destino universitario de su hija y cómo iban a hacer frente a esta nueva situación y sin saber si su relación con Miguel iría para adelante o si se quedarían en esa tranquilidad de que les da el noviazgo sin compromiso, su vida parece haber dado muchos giros durante este último año.

Tanto es así que, con los 43 que ya acaba de dejar atrás la conocida como Princesa del pueblo, ha sido cuando Belén ha conseguido vencer a Toño Sanchís a nivel judicial tras años esperando ese momento en el que se resolviese una relación contraactual de lo más delicada, descansando por fin sobre un tema que esta misma reconocía hace un año que la tenía absorbida.

Hasta tal punto era así que, en más de una ocasión, llegaba a reconocer que todo lo que tuviera que ver con cumplir alguno de sus deseos pendientes con su pareja, como sería el relacionado con buscar una nueva maternidad o el que le llevase a escuchar nuevas campanas de boda, quedaban paralizados por completo hasta la resolución de un conflicto que le dejaba como vencedora de su particular enemistad con el que fuera su representante.

Por otro lado, la Esteban celebra este 44 cumpleaños, por primera vez sin su hija. Con su retoño empezando su nueva andadura como universitaria en la localidad inglesa de Birmingham, junto a su novio, Andrea será la gran ausencia de la tradicional fiesta de cumpleaños que suele reunir a gran parte del "famoseo" [VIDEO]de la capital de España en uno de los locales preferidos de la de San Blas como es la discoteca Kapital.

Belén y sus cumpleaños

En principio parece será allí [VIDEO] donde esta reúna a Miguel, colaboradores de Sálvame, amigos de toda la vida y familiares para soplar las velas en una noche en la que, a buen seguro, no son pocos los compañeros de la prensa gráfica que se desplazan al lugar de celebración de estas 44 primaveras que le llegan a la copresentadora de Sálvame.

Con el único pero de ver cómo Sálvame y el Deluxe penden de un hilo en términos de audiencia tras bajadas inesperadas, los 44 se antojan mucho más relajados que los 43 para la Esteban. Y eso, ya de por sí, es todo un regalo. Esperaremos a contarles cuáles son los materiales que hoy recibe.