Se escribe "La #telebasura en España" en el buscador de Google. Primer resultado: "Los españoles somos los líderes mundiales en telebasura” por parte del periódico El diario.

20 minutos se atreve a lanzar una lista con programas pertenecientes a este “ subgénero televisivo”, 12 de los 20 programas pertenecen a la cadena #Telecinco, es decir, más de un 50% de la telebasura española la produce este canal. Podría seguir dando parte de las siguientes búsquedas pero en definitiva muestran una misma idea.

Ahora bien, ¿Quién cataloga estos programas de telebasura ? ¿Qué es la telebasura?

Según la RAE se trata del conjunto de programas televisivos de contenidos zafios y vulgares.

Muchas páginas webs y diarios coinciden con la definición basándose expresamente en aquellos relacionados con la prensa rosa, los debates y los reality shows.

A pesar de que este término es duramente criticado en España, muestra uno de los más altos porcentajes de visionado ¿Cómo puede ser?

Tal y como explica el profesor Antón R. Castromil la televisión había pasado a convertirse en esa ‘plaza del pueblo’, donde sus personajes habían pasado a ser lo que antes eran los vecinos, y los programas se convertían en las tertulias donde se comentaban las intimidades. El hombre es curioso por naturaleza por lo que estos programas “de cotilleo” muestran un gran interés para él. Esto puede ser uno de los factores clave por los que triunfa este tipo de televisión en nuestro país, a esto se suma la gran cantidad de emociones que despiertan en el espectador.

Estos contenidos tienen en común su baja calidad y generalmente un escaso presupuesto, pero no por ello deben catalogarse con este adjetivo descalificativo.

Nos solo comparten lo anteriormente mencionado, sino también un factor muy importante por el cual este tipo de programas triunfa: sus consumidores.

Según una exhaustiva investigación observamos que la mayoría son mujeres entre 15-23 y 65-80 años en busca de entretenimiento durante su tiempo libre. Por lo que estos programas se limitarán a crear contenido que resulte interesante para ellas. Por ello sus horarios de emisión se repartirán a lo largo de todo el día para que todas puedan disfrutar de este contenido.

Gracias a una tan abundante audiencia se obtiene un gran beneficio a través de este subgénero por lo que a las cadenas televisivas les interesa en gran medida.

A pesar de este beneficio, muchos periódicos critican esta programación ya que provoca la desintegración de la persona vaciando los contenidos hasta el punto de una extinción de la verdadera cultura.

El debate al que se enfrenta todo crítico televisivo es: ¿posee más beneficios o más aspectos negativos? #Cine español