Los hechos ocurridos durante el 1-0, sin duda han convulsionado a España [VIDEO] a un nivel que no se había creído posible en años. Como si no fuera suficiente con los problemas que ha acarreado el referéndum, hoy miles de personas se han mostrado indignadas al comprobar cómo la manipulación de la información sigue sin ser un inconveniente para algunos medios comunicativos.

En esta ocasión, ha sido TV3 [VIDEO] quien tenga que cargar con la culpa de dichas acusaciones, al haber sido la primera en difundir noticias falsas en perjuicio de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Los medios destapan una gravísima información que ya está afectando a la cadena

De acuerdo con lo estipulado por esdiario.com, TV3 sería la principal responsable de victimizar a los separatistas, estando a la caza de alguna imagen que pudiera exponer ante los medios internacionales, con el fin de distorsionar los conflictos de España.

Quienes se han encargado de cumplir con la ley, irónicamente, han sido los que mayormente han perdido en este "zasca" de información. Sin embargo, la cadena no ha conseguido salirse con la suya y es hora de que le empiezan a llover despiadadas críticas y reclamos a lo largo de la web.

El escándalo se inició en Twitter

Fue Toni Albà, conocido actor y humorista de TV3, quien puso en circulación un indignante tuit que incendió las redes sociales. El protagonista de espacios televisivos como el de "Polònia y Crackòvia", quiso aludir al delegado Enric Millo acompañando la horrible fotografía del mensaje con una amenaza: "Milo, no volverás a pasear tranquilo por las calles nunca más".

En la imagen adjunta se podía observar el rostro de un muchacho sangrante, quien supuestamente habría sido violentado por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Vídeos destacados del día

O eso era lo que el comediante quería dar a entender. No contaba con que más tarde se revelaría que la foto databa del año 2012 y hacía alusión, no al referéndum, sino a una carga de los Mossos d'Esquadra ocurrida en Tarragona durante dicha época.

La ira del resto de los usuarios no tardó en hacerse patente y para cuando Albà quiso eliminar su tuit, este ya había sido replicado miles de veces en la plataforma social, condenándolo junto con TV3 por distorsionar la información a favor de la independencia.

En medio de un conflicto que sigue levantando ámpulas, el actor no se ha quedado con el mejor papel. Hasta el momento, no ha querido emitir ningún comentario.