Tenso ha sido el momento que se vivió durante la pasada entrevista en "Espejo Público [VIDEO]", donde Susanna Griso [VIDEO] intercambiaba unas palabras con la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini, para tratar sobre el asunto que mantiene a toda España en vilo: el conflicto independentista.

Candini, conocida por ser una de las convencidas separatistas de la PDeCAT, se mostró tajante y convencida de dar caza a los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

No era para menos, siendo Calella uno de los principales puntos en donde se están viviendo las consecuencias del separatismo.

La reacción de Susanna ha sido un ejemplo de indignación

No obstante el conflictivo comportamiento que ha mostrado Candini, la periodista de Atena3 no se ha dejado intimidar por sus comentarios beligerantes sino que por el contrario, le ha echado un tremendo rapapolvo encima al defender a los policías que han intervenido en la situación.

Como si no tuviera bastante con exponer la obvia conducta xenófoba que ha horrorizado a la audiencia.

Y es que como la misma Susanna lo dijo, está claro que los cuerpos policíacos son meros chivos expiatorios del problema: la culpa es de los representantes políticos que no han sabido administrar correctamente los asuntos del referéndum.

Susanna agregó que demasiado sencillo era ir en contra de los guardias civiles y los policías; aunque exhortó a los votantes a ser más responsables a la hora de atribuir sus reclamos.

"¡Es que esto es impresentable, no hay derecho!", exclamaba ella tras escuchar como Candini desestimaba las palabras de Serafín Giraldo, portavoz de la policía al que también contactaron desde el programa.

Montserrat Candini ha sido puesta en evidencia por la policía

Giraldo, en plena entrevista, comenzó dando explicaciones en nombre de su organización por las acusaciones de fascismo y la opresión a que las fuerzas policíales les habían endilgado.

Para él, los suyos no se merecen el acoso del que han sido parte en Cataluña, ni las barbaridades que han difundido algunos medios de comunicación pero sobre todo, las facciones políticas a las que favorecen.

"No he escuchado a nadie llamar fascista a la jueza que dictó la orden", añadió, haciendo ver que ni la Guardia Civil ni la policía, tienen responsabilidad por las órdenes que reciben al tomar parte en las agresiones del separatismo.

"Manipular con esto es una bajeza", ha concluido, ante las cámaras de #susanna griso. #Televisión