Como reza el dicho las desgracias parece que nunca vienen solas. Algo que está comprobando de primera mano la periodista especializada en la crónica social Chelo García-Cortés quien en los últimos tiempos está siendo noticia en los medios de comunicación que tratan la actualidad televisiva por varios asuntos.

El primero de ellos, y principal causa de todo los demás, el que le tiene, según medios como EsDiario, con el salario embargado y con unos problemas económicos de primera magnitud de los que ya se hablaba alguna tarde en Sálvame, programa en el que colabora regularmente y donde son conocedores de los muchos problemas a los que esta está teniendo que enfrentarse de un tiempo a esta parte.

Como consecuencia de estas penurias económicas [VIDEO] esta reconocía hace muy pocas fechas que muchos de los amigos que le habían acompañado toda la vida le habían dado la espalda sintiéndose más sola que nunca y teniendo que apoyarse en gente tan cercana para ella como la también periodista y colaboradora de Telecinco, Gemma López, quien parece estar poniendo todo de su parte en busca de la recuperación de su amiga.

Por si tener el suelo embargado y haber tenido que deshacerse de muchos de sus bienes para poder hacer frente a los pagos que le estarían venciendo, según la misma publicación a la que hacíamos referencia anteriormente, este medio no duda en hacerse eco de la puntilla que esta habría recibido del que hasta hace cuatro días era su mejor amigo, el televisivo José Manuel Parada.

Tanto había venido siendo así que, según el portal de marras, este habría estado ofreciendo su casa a gastos pagados sin pedirle que no pagara ni la luz, ni el agua, ni ningún gasto para que pudiera llegar a todas las facturas pendientes.

Algo que parece no habría hecho ninguna gracia a la periodista.

Parada deja a Chelo a los pies de los caballos

Y es que, el que fuera su pareja durante algún tiempo, no se habría quedado ahí revelando, tal y como recoge el digital, el gran "vicio [VIDEO]" que, presuntamente, tendría Chelo García-Cortés y del que no se habría podido privar ni durante los momentos más críticos económicamente hablando.

Nada más y nada menos que unas acusaciones que harían referencia a la incontinencia para gastar de la que la colaboradora de Sálvame sería víctima y que habría provocado distintas riñas con Parada hasta el punto de dejar la relación tocada, como a día de hoy seguiría. Lo dicho: Los problemas crecen.