A pesar de lo que muchos han venido barruntando desde hace tiempo en relación al posible agotamiento que estaría sufriendo el personaje de #Belén Esteban, lo cierto es que la Princesa del pueblo sigue siendo uno de los personajes que más atención atrae por el gran público tal y como demuestran distintas encuestas sobre popularidad que la rubia más famosa de España lidera.

Algo que conocen distintas marcas que han venido contando con su rostro o su voz para anunciar distintos productos, como sucedía no hace tanto con una famosa marca de sartenes o también con una reconocible empresa de conejo que decidía contratar a la de San Blas para colocar su nombre en el mercado.

Pues bien, ahora, después de haber sido ella la que daba la cara por las marcas de otros ha decidido iniciar su propio proyecto empresarial más allá de la televisión. Algo que esta misma revelaba públicamente ante las cámaras de #Telecinco ante el micrófono de Quique Calleja para sorpresa de propios y extraños.

Se trata de sus primeros pinitos como diseñadora de joyas. Tarea que se le ha sido encomendada desde la fábrica gallega "Platacero" donde la copresentadora de Sálvame ha podido diseñar de principio a fin una colección [VIDEO] de joyas a la que han llamado ‘Sálvame by Belén Esteban’ que esta ha empezado a presentar a sus fans a través de sus perfiles oficiales en las redes sociales.

Lejos de ir a lo fácil, la Esteban ha dado su toque personal a pulseras, anillos, collares y hasta relojes a través de dos diseños.

Por un lado los que incorporan una corona como la que muchos le han querido colgar como Princesa del pueblo y por otro los que llevan una cruz dado que esta siempre porta una encima como buena creyente que es.

Su segunda faceta como empresaria

La de diseñadora de joyas no es la primera incursión en el mundo empresarial de Belén Esteban. Y es que, cabe recordar, la de San Blas se ponía manos a la obra para escribir su primer y hasta ahora único libro llamado “Ambiciones y reflexiones [VIDEO]”. Una autobiografía que al mes de salir a la calle superaba los cien mil ejemplares y que, a día de hoy, continúa siendo un auténtico referente para sus seguidores.

Parece, pues, claro que Belén va poco a poco diversificando sus quehaceres diarios por si la televisión, como otros tantos desearían, se le acaba terminando antes de lo esperado. De momento, y aunque muchos no lo pueden soportar, lo cierto es que la Esteban no para de hacer cosas.