Por primera vez “Sálvame” ve realmente amenazada su continuidad [VIDEO], la audiencia más fiel ha empezado a vislumbrar que hay vida también fuera de Telecinco y que los gritos, las peleas y las múltiples salidas de tono pueden ser sustituidas por otro tipo de programas, películas e incluso series.

¿Y qué pergeñan los mandamases para solucionarlo? Pues más de lo mismo, bueno más no, algo mucho peor. Ahora se trata de contratar colaboradores que tengan cuentas pendientes fuera y dentro de “Sálvame”.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Una vuelta de tuerca para provocar todavía más enfrentamientos.

Los nuevos y polémicos colaboradores

Tras la incorporación de Alba Carrillo para la que en principio crearon una sección de “deportes” que ha demostrado tener poco o ningún calado, ahora ya la han disfrazado, le han dado más días de programa y han procedido a enfrentarla con Rafa Mora que la tiene en su punto de mira y con el que ya protagonizó la pasada semana un encontronazo muy desagradable [VIDEO].

Pues resulta que el nuevo fichaje estrella es nada más y nada menos que un Alonso Caparrós en horas bajas, que mantiene un pulso con su familia, de la que dice se aprovecho del mal momento adictivo por el que ha pasado los últimos años, para dejarle una deuda millonaria y tacharlo de loco cuando al empezar a levantar cabeza lo ha denunciado.

Casi todos sus compañeros están en contra de su postura defendiendo a los padres y no a él. A la cabeza Terelu, a la que Alonso le ha mandado un mensaje: “Que mi padre hable de una recaída es maldad pura”, por lo que la polémica está servida y los enfrentamientos asegurados.

Y por si no teníamos bastante estrés, ahora nos anuncian que la nueva colaboradora será nada más y nada menos que Dulce, la mano que mecía la cuna en casa Pantoja y de la que ahora reniegan todos menos “su niña” Chabelita Pantoja que la sigue utilizando de niñera para el hijo que tuvo con Alberto Isla.

Todos nos hemos quedado ojipláticos al saber que le han ofrecido a Dulce (que no se distingue por su fácilidad de palabra) una silla en “Sálvame” y todo parece indicar que aceptará por una cuestión económica, ni ella ni "su niña" tienen ingresos. En el programa se sienta también Anabel Pantoja, lógicamente enfrentada a la niñera por parte de la tonadillera y del hermanísimo Agustín Pantoja que echó a Dulce de Cantora.

La cara de Anabel ayer cuando veía la entrevista que le hicieron a Dulce en el “Deluxe”, polígrafo incluido, lo decía todo. Otro nuevo choque de trenes está en marcha. Mila Ximénez es enemiga sine qua non de Dulce tras el paso de ambas por Supervivientes y espera su incorporación afilándose las uñas y la lengua.

Un nuevo error de la cadena, de la productora y de los directores. “Pan para hoy y hambre para mañana”. Puede que al principio los rifirrafes continuos entre colaboradores, familiares y famosos le dé un poco de oxigeno a “Sálvame”, pero el recorrido será corto.

Son precisamente los continuos enfrentamientos, gritos y pataletas, los que tienen sublevada a la audiencia que pide a través de Twitter y Facebook (donde los grupos exigiendo que desaparezca “Sálvame” crecen día a día) que se acabe con este tipo de contenidos y se vuelva a programas del corazón mucho más limpios y digeribles.

“Sálvame” va a la deriva y con estos nuevos fichajes no parece que vaya a encontrar su rumbo. No falta más que el iceberg de turno para que asistamos a su hundimiento definitivo. Anímate a dejar tus comentarios.

Ahora puedes suscribirte completamente gratis y muy fácilmente a nuestro CANAL TELEVISIÓN haciendo clic en el enlace para estar al día de todo lo que se cuece en este mundillo. ¡A que esperas!