Ahora puedes suscribirte completamente gratis y muy fácilmente a nuestro CANAL REALITY haciendo clic en el enlace. ¿Te lo vas a perder?

Ya sabemos donde recalará el exdirector de “Sálvame” Raúl Prieto [VIDEO] y será en esa misma faceta pero dirigiendo “Las Carrillo” que promete ser el docu-Reality más seguido en cuanto se estrene, no sabemos si para el próximo año o para finales del que estamos coincidiendo con la final de “Gran Hermano Revolution”, que parece será adelantada por los malos datos de audiencia que acumula.

Alba lo está haciendo francamente bien colaborando en ese espacio en principio esperpéntico que le han dado en “Sálvame”, pero que ella con su naturalidad y su desparpajo está sabiendo llevar a su terreno y que le da un soplo de aire fresco a un programa claramente desgastado [VIDEO].

Su entrevista en el “Deluxe” la presentación en sociedad del nuevo dúo

El pasado sábado 28 de octubre, asistimos a una entrevista de Alba a su madre Lucía que no dejó indiferente a nadie.

Quisieron hundirla de nuevo, pero a pesar de sus lágrimas no lo consiguieron. Era el preludio de lo que se avecina y que es nada más y nada menos que compartir con ellas su cotidianidad.

“Las Campos” perdieron su credibilidad y el respeto del público cuando se abrieron en canal y mostraron al espectador su faceta más elitista, con todo tipo de derroches. Alternando las meriendas con jamón ibérico con las compras en el mercadillo del “2 bragas por 5 euros”, el servicio permanente e imprescindible para mantener el casoplón de mamá Campos y el lujoso ático dúplex de Terelu y descubriendo además que no mantienen entre ellas la relación idílica que suponíamos.

Con Alba y Lucía puede pasar justamente lo contrario. Las hemos visto de bronca en “Supervivientes” pero también pasándolo muy bien juntas.

Nos han querido y todavía quieren presentarnos su relación cómo tóxica, cuando no es ni más ni menos conflictiva que la que mantienen muchas madres con sus hijas.

La diferencia de la relación que vimos entre Terelu y su madre es que María Teresa, consciente de las cámaras (son muchos años de experiencia bajo los focos) evitaba contestar a su hija cuando esta la mandaba en plena “cena navideña” a la mierda (no fue su único exabrupto, ni la única vez) y así evitaba el conflicto.

La naturalidad en estado puro

Alba y Lucía son mucho más espontáneas y por eso hemos podido ver a la colaboradora de “Sálvame” diciéndole a su madre: “Eres un lastre en mi vida” para luego defenderla con uñas y dientes, que es ni más ni menos lo que hacen las personas de carne y hueso que no se han convertido en personajes empeñados en hacernos ver y creer lo que no es.

Ellas no tienen nada que perder, ya han intentado desacreditarlas sin conseguirlo (o por lo menos no del todo) y sí mucho que ganar. Será interesante descubrirlas en su ambiente.

Ver a Alba ir a la compra con su carrito, relajadamente como la mayoría de amas de casa. Verlas cocinando, haciendo arreglos en la casa y hasta gritándose si se tercia.

Lo que nadie podrá conseguir nunca es que madre e hija dejen de formar un tándem lleno de amor, a pesar de que algunos se empeñen en lo contrario.