Si ayer hablábamos de que Jorge Javier, por muy distintos motivos, podría acabar teniendo un paréntesis televisivo inesperado hace ahora poco más de un año, hoy es otro de los conductores mejor pagados de Mediaset España quien parece estar copando distintas informaciones en relación al futuro de la cadena de Fuencarral.

Nos referimos a Jordi González, cuya trayectoria en la cadena ha ido dando bandazos pasando de programas tan polémicos como "La Noria", que tuvo que ser retirado por distintos asuntos de antena hasta hacerse con un hueco como conductor de los debates de los distintos reality show que se emiten en Telecinco, además de como presentador de Gran Hermano VIP.

Una vinculación muy estrecha con el formato de tele realidad decano de la televisión en España que ahora le podría salir muy cara al catalán después de que varios medios como EsDiario hayan deslizado que en los despachos de la zona noble de la cadena se piense ya en voz alta que "Gran Hermano ya no funciona" [VIDEO].

Así lo estarían demostrando las paupérrimas cifras de audiencia que está firmando la que iba a ser la mejor edición de todos los tiempos y que llevaba a cancelar el programa de los martes primero y a mover el debate de los domingos a la madrugada del último día de la semana. Una franja marginal en relación al prime time de la cadena para su edición dominical.

Un gesto que a Jordi González le arribaba poco después de que su último programa como presentador Mad in Spain fuera retirado de la parrilla por el mismo motivo que corre peligro ahora su debate... y todo el formato GH en general: La bajísima cuota de pantalla que fue firmando domingo tras domingo el ya extinto espacio de debate.

Algo que habría llevado a los gerifaltes de Mediaset España a poner el foco en todas las emisiones del reality decano de la televisión española de ahora en adelante hasta que en enero, cuando deben revisar sus contratos publicitarios [VIDEO], finalice la decimoctava edición de GH.

Herrera puede dar la puntilla a Jordi González

En este contexto, lo que le faltaba al bueno de Jordi era la contraprogramación que la radio televisión pública va a hacer este mismo domingo coincidiendo con el debate de Gran Hermano Revolution: La esperada vuelta a la pequeña pantalla de Carlos Herrera, periodista de referencia de la Cope y con millones de seguidores al otro lado de las ondas.

Si, como barruntan varios mentideros que tratan la actualidad televisiva, Herrera lleva a González a mínimos históricos, el futuro de Jordi en Telecinco corre serio peligro.