Si pensábamos que con su ex mujer Mariló Montero ya lo habíamos visto todo y nos habíamos reído suficiente de su incompetencia, ahora aterriza Carlos Herrera en la Televisión pública con un programa rancio. Un esperpento, más bien un remedo de “Mad in Spain” pero en más farragoso y cutre, si eso es posible.

Mientras las redes sociales estaban conmocionadas por los incendios que asolaban Galicia, uno de los mejores pulmones del país, las televisiones con la excepción de La Sexta iban a lo suyo ¿Y qué hacía TVE? Inauguraba a bombo y platillo uno de los peores programas que hemos visto últimamente en televisión.

"¿Cómo lo ves?" Pues lo veo mal, francamente. Ya se contabilizaban dos muertes y el inefable Carlos Herrera preguntaba si debía quitarse la barba o no.

TVE, la cadena pública, esa que pertenece al PP y que pagamos todos lo queramos o no, no interrumpió ni cinco minutos el bodrio que Carlos pergeñaba con esa media sonrisa cínica de señorito que se gasta.

Vestía Herrera de americana blanca y tejanos, con un pañuelo asomando del bolsillo superior. Alguien debería decirle que ese detalle no le hace parecer un dandi inglés sino más bien un juerguista venido a menos.

Qué no nos digan ahora para justificarse que sí trataron el incendio en el Canal 24 horas, que lo hicieron. Ese canal lo ve solamente el 1,5% de la población.

No podemos por menos que sentir vergüenza, pena y asco.

El programa de la indefinición y el tedio

Visto lo visto, no se sabe bien cuál es la línea del programa. ¿Actualidad, entretenimiento, humor? A quien se le ha ocurrido mezclar como colaboradores a Santiago Segura, Pepe Navarro, Isabel Gemio, Carmen Lomana y Cesar Cadaval?

Se habló un poco y mal de Cataluña, tema en el que sigue la desinformación a nivel estatal y naturalmente TVE no iba a poner una pica en Flandes.

Nuria Roca que ha hecho suya la máxima “Lo importante es que hablen de una aunque sea mal” volvió a defender, tras el bombazo lanzado al alimón con su marido en “El Hormiguero”, lo maravilloso que es para una pareja tener una relación abierta.

Por lo visto, nada oxigena más una relación que los cuernos consentidos. Las cenas de matrimonios en casa de la presentadora y el crítico taurino deben ser dignas de ver y escuchar. Lo que no quedó claro es si su relación abierta es a título individual o si la comparten tipo swinger, algo mucho más jugoso ¡Donde va a parar!

De un tema se pasaba a otro y así llegó la pregunta que estaba en el aire, aquello que todos habíamos querido saber pero que nadie se había atrevido a preguntar: "¿Es lo más cívico orinar en la calle?" Redoble de tambores, Cesar Cadaval haciendo sus chascarrillos e indignación máxima de los telespectadores.

Los usuarios de Twitter se indignaban. Aquí unos ejemplos.

El delirio en que nos sumió el programa, estuvo a punto de mandarnos a urgencias al saber que el pack completo de lo que estábamos contemplando nos ha costado 4,3 millones de euros.

Galicia seguía ardiendo, Carlos Herrera sonriendo y los muertos, desgraciadamente, aumentando.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!