Revolución en Gran Hermano, y no precisamente como consecuencia de un aumento de la audiencia o a raíz de una batería de medidas puesta en marcha por la dirección del programa o la cadena en busca de ese giro radical en el paupérrimo interés que está desatando la que estaba llamada a ser la edición más sorprendente y adictiva de la historia.

Ésta tiene que ver, nada más y nada menos, que con los despidos a modo de "recorte de personal" que se habrían empezado a producir ya como consecuencia de la baja rentabilidad que estaría produciendo el que ya ha sido calificado como el mayor batacazo [VIDEO] del canal estrella de Mediaset España en los últimos años.

Así lo comentan en uno de los portales televisivos mejor informados, como lo es el de nuestros compañeros de El Televisero, poniendo de manifiesto la decisión de #Telecinco de prescindir de varios de los tertulianos que componen las gradas tanto del programa en las galas de los jueves como en el debate de los domingos.

Algo que quedaba corroborado en las últimas ediciones del pasado jueves y del mismo día de ayer. A diferencia de lo que ocurrió las primeras semanas, cuando eran hasta doce los colaboradores y tertulianos que analizaban los "dimes y diretes" de los concursantes de la presente edición de GH, la pasada semana cerraba con únicamente cinco contertulios.

La apuesta de Gran Hermano Revolution era evidente. Dejar a los rostros más mediáticos y capaces de generar polémica y reacciones tanto en las gradas como en las redes sociales y desprenderse del lastre que les suponen otras voces mucho menos reconocidas y reconocibles por parte de la audiencia.

La plantilla con la que se quedaban, y la que promete no moverse hasta el final del concurso tras esta "limpia" de nóminas de GH Revolution era la siguiente: Belén Esteban, Miguel Frigenti, Nagore, Suso y Sofía Suescun. El resto pasaban a ser, únicamente, suplentes ante las posibles ausencias que se produjeran en este quinteto.

Los despedidos de Gran Hermano Revolution

Dicho de otra manera, que algunos de los analistas clásicos de Gran Hermano de los últimos tiempos, como lo son Torito, la efusiva Alcayde, los ex concursantes de la última edición Rodrigo y Beatriz, o los adictos al 24 horas como Manu Berastegui, Marc Giró o Cristina Rodríguez se iban al "paro".

La ausencia de interés [VIDEO] por esta edición les ha llevado a emitir más de cuatro horas los domingos a hacerlo menos de dos. La crisis del formato es evidente y la audiencia es quien dirá con su presencia o ausencia cuánto dura GH 18. La teoría del final anticipado cobra enteros. #GranHermano