Dentro de esta moda de directores con largas y contrastadas carreras en el cine que se pasan a la pequeña pantalla, hemos conocido recientemente que el siguiente en unirse a la lista será el director chino Wong Kar-Wai. Todo ello gracias a amazon, que sigue apostando fuerte por su plataforma de vídeo bajo demanda con grandes nombres y grandes obras, y que será una apuesta arriesgada por un director extranjero dentro de un mercado tan saturado.

De momento poco se sabe de la obra, salvo que se llamará Tong Wars. Aparte de esto, ha transcendido que se tratará de una obra de época escrita por Paul Attanasio (guionista de Donnie Brasco o Quiz Show entre otras) y que será "un excelente ejemplo de una pieza de época que combina la épica historia de los inmigrantes chinos en Estados Unidos con la trama comercial criminal" según afirma Roy Price, líder de Amazon Studios.

Amazon sigue apostando fuerte

A estas alturas ya somos más que conscientes de que una gran parte del futuro de las obras audiovisuales pasa por la televisión y por el contenido bajo demanda. Y no sólo se trata de series, sino también de películas [VIDEO] que cada vez buscan más las plataformas digitales para llegar al mayor número de espectadores. Además de esto, son cada vez más feroces las comparaciones de calidad entre el cine actual y las series, con auténticas joyas en el mercado.

Ante el casi monopolio de Netflix, aunque en algunas ocasiones tenga algunos problemas [VIDEO] con sus contenidos de futuro, el resto de plataformas también quieren su parte de pastel y para ello sólo pueden hacer una cosa: ofrecer un contenido de mayor calidad que el de sus competidoras. En el caso de Amazon, si bien es que se trata de una empresa tremendamente rentable, no están aprovechando demasiado su rama de producción de contenido audiovisual, aunque con algunas excepciones como American Gods o The Man in th High Castle.

Del cine a la televisión

Esta apuesta de Amazon por nombres respetados en la industria del cine no es algo nuevo. Hace años que se lleva hablando sobre el agotamiento que sufre la industria cinematográfica como productor artístico y cada vez son más los realizadores que ven en la pequeña pantalla más ventajas que inconvenientes para expresar sus ideas.

Algunas de las plataformas más famosas han utilizado a grandes directores para realizar sus series. Así podemos encontrar a Martin Scorsese en la HBO con Boardwalk Empire o la propia Netflix, que ya contó con David Fincher para House of Cards o con Stephen Daldry para The Crown. De una u otra manera la intervención de estos directores conllevó la realización de grandes obras. ¿Ocurrirá lo mismo con Wong Kar-Wai? Desde luego si lo dejan trabajar, estoy seguro que si.