Aunque desde Marvel, ya antes de su compra por parte de Disney, lleven unos cuantos años bombardeándonos cada año con al menos un par de adaptaciones de sus superhéroes, siempre habían sido sus personajes más icónicos los que llegaban a la gran pantalla. Esta filosofía de vender al gran público sus creaciones más representativas comenzó sobre todo con la primera película de Iron Man, en 2008, protagonizada por Robert Downey Jr.

Después del éxito que cosechó, es normal que le siguieran otras tantas, con personajes como Thor, Capitán América, Spider-Man, Los Guardianes de la Galaxia, El Hombre Hormiga y películas de todos juntos, convirtiéndose en las superproducciones más rentables de los últimos años. Ahora, le toca el turno a Venom, sacado del universo del hombre araña, y que llegará a los cines el próximo 5 de octubre.

Otro punto de vista

Hay que reconocer que la larga trayectoria con la que cuenta Marvel y sus adaptaciones en estos últimos 10 años, les permite arriesgar más en sus propuestas y realizar películas que en situaciones más ajustadas no se podrían dar. Esto también provoca que se pueda apostar por una producción de calidad, con buenos directores, buenos guionistas y sobre todo con un buen reparto.

Este es el caso de Venom, que contará con Tom Hardy como protagonista, interpretando al reportero Eddie Brock y cómo entra en contacto con una sustancia alienígena que le dota de poderes sobrenaturales a cambio de arrasar con todo lo que se encuentra.

Pero Hardy no estará solo en esta historia, ya que también se ha conseguido rodear de un buen número de secundarios de calidad como Michelle Williams, Riz Ahmed, Scott Haze, Reid Scott o Woody Harrelson.

El antihéroe como protagonista

Venom siempre ha sido un personaje muy querido y muy representativo del universo Marvel. Aunque no nació como un superhéroe por sí mismo, ha conseguido hacerse un hueco en ese enorme universo de personajes de los cómics de Marvel, y era cuestión de tiempo que llegara su adaptación.

Sin embargo, aunque nació a la sombra de Spider-Man, personaje que ya tiene una adaptación (y va camino de otra) en el universo actual, el hombre araña no aparecerá en esta nueva película.

Es una decisión un poco extraña ya que no sería la primera vez, ni probablemente la última, que algún superhéroe de la compañía realiza algún cameo en otra película que no protagoniza, y sobre todo por la importancia que tiene la relación entre ambos para la aparición del propio Venom. Tendremos que esperar hasta octubre para ver cómo se explica esto, pero de momento los avances que se han mostrado son bastante prometedores.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más