Andrea Janeiro ya no es una niña. La hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique ya es mayor de edad, tiene pareja formal, estudia una carrera y vive independizada en Inglaterra, donde trata de empezar a formarse para su futura profesión de comunicadora.

Una realidad palmaria a la que a muchos les está costando hacerse a la idea incluyendo quizás a su madre, quien está viendo como en cuestión de muy poco tiempo su hija está decidiendo tomar las riendas de su vida tomando decisiones que para nada estarían gustando a su progenitora.

Eso es al menos lo que se está contando desde distintos mentideros donde se narra la actualidad de la crónica social patria y en los que se ha conocido en las últimas horas cómo Andreíta, como se conoce popularmente a la hija de la de princesa del pueblo, ha contactado con la gran enemiga de su madre María José Campanario, a espaldas de la de San Blas.

Una serie de comunicaciones que se habrían producido a través del envío de mensajes [VIDEO] de WhatsApp, tal y como medios afines a Belén Esteban como es el caso de "Socialité" o "Sálvame", confirmaban en las últimas horas hablando de al menos dos cruces salteados en el tiempo entre la hija del torero y la actual esposa de este.

La primera de ellas habría sido para consultar el estado de salud de su padre tras la hospitalización del matador de toros. La segunda para que le hiciera llegar a su padre, con quien parece no es nada sencillo contactar de manera directa, que había aprobado la selectividad y que tenía previsto estudiar comunicación audiovisual allende los mares.

Por si la confirmación de la cadena en la que trabaja Belén fuera poco, la competencia, en este caso Antena 3, confirmaba por su parte la veracidad de esta información de la mano de la periodista Carmen Pardo, quien mantiene una relación muy estrecha con la Campanario y el entorno del torero.

Vídeos destacados del día

Belén Esteban estalla contra María José Campanario y Jesulín

Una vez narrada esta información en Sálvame, Belén Esteban no dudó en saltar estallando contra María José Campanario y Jesulín de Ubrique al, según ella, filtrar información [VIDEO] y mensajes privados de su hija a la periodista Carmen Pardo, quien estaría según ella, en posesión de estos mensajes.

Las palabras de Belén iban más allá y acusaba a la odontóloga de ser ella quien estaría filtrando toda la información sobre Andreíta que se está conociendo en los últimos días. La guerra parece que ha comenzado.