No hay duda de que Sálvame ha revolucionado la manera de entender la televisión, convirtiéndose en un formato de"neo-reality" donde las relaciones entre los compañeros se ha constituido en el eje central del programa.

Así, Lydia Lozano se ha convertido en una de las estrellas del programa; no tanto por las exclusivas que ofrece, si no por sus discusiones con los compañeros.

¿Pero por qué cae tan mal?

Su relación con el colaborador estrella del programa, Kiko Hernández, es digna de una telenovela que ni la propia protagonista entiende. Ambos eran íntimos amigos durante el período que duro el programa "A tu Lado", y así lo reflejaban delante de las cámaras.

Sin embargo, la supuesta filtración por parte de Lydia de una enfermedad que sufrió Kiko, algo que ella siempre ha negado, rompió la confianza del colaborador. En Sálvame son constantes los ataques e incluso humillaciones que le hace a Lydia, para poco después pedirle perdón, a lo que la colaborado siempre accede entre lágrimas.

Mila Ximénez es otra de las grandes enemigas de Lydia. Ambas se conocen desde la época de "A tu lado", y han mantenido una relación de altibajos. La andaluza ha llegado a tildar a Lydia como la peor persona con la que ha tenido que trabajar. El último gran conflicto fue la supuesta dureza con la que Lydia criticó la participación de Mila en #Supervivientes y el poco apoyó que prestó a su hermano, defensor oficial en los platos durante su participación. No obstante, arrastran problemas enquistados en el pasado, como un supuesto novio que compartieron o la declaración que hizo Lydia de que le tenía miedo a Mila, algo que esta última no tolero bien.

No hay que olvidar que actualmente Mila es uno de los grandes pilares de Kiko Hernández.

Con Kiko Matamoros la relación parece ser de amor-odio. Se conoces desde hace tiempo, desde la época de la universidad, y se rumorea que en algún momento llegaron a tener algún affaire. También trabajaron juntos en "A tu lado". Si bien Kiko no pierde oportunidad para atacar en plató a Lydia, en ocasiones de la mano del otro Kiko, todo parece indicar que se trata más por hacerla rabiar, pero que en el fondo le tiene gran cariño. No en vano, Lydia siempre cae en la trampa y entra de fondo a las provocaciones.

Con Terelu Campos nunca ha mantenido grandes problemas en plató, pero más de una vez han dejado caer que la relación entre ambas es inexistente. Recientemente, Terelu celebró su cumpleaños e invitó a todos los colaboradores excepto a Lydia. Mila alegó que, dado que Terelu es gran amiga suya, lo hizo para que no tuvieran que coincidir ambas en la fiesta.

Finalmente, Belén Esteban [VIDEO] y Raquel Bollo, esta última ya fuera del programa, son otras colaboradoras con las que Lydia ha tenido grandes enfrentamientos en plató.

La colaboradora ya ha dejado caer más de una vez que fuera de cámaras no mantiene relación con ningún compañero. El único con el que sí parece mantener una amistad es con el reportero Omar Suárez.

No obstante, Lydia ha sabido aprovechar esta situación de víctima para ganarse el apoyo del público, y convertirse así en una de las colaboradoras más queridas de Sálvame.