La Reina Sofía no está pasando por su mejor momento, todos sabemos que Marta Gayà ha estado muy presente en este pasado verano y ahora a esto se ha unido la traición de un ser querido muy cercano a ella.

La Reina Sofía se encuentra bastante perdida y ello es muy justificable ya que, por ejemplo, no entiende como sus seres queridos más cercanos aprueban la relación que tiene su marido con Marta Gayà de cara a la galería, tampoco sabe cómo su hijo el rey Felipe VI pudo acudir al enlace de Marta Jáudenes, donde sabía que iba a estar presente del mismo modo esta mujer amante de su marido. Don Felipe sabía que Marta Gayà iba a estar presente durante la ceremonia y la fiesta y, a pesar de ello, en ningún momento negó que fuese a acudir a la invitación.

A pesar de asegurar que no cruzó palabra con la susodicha, esto es más que suficiente para que suponga un palo para la Reina Sofía y que se sienta hundida y también humillaba por lo que ha hecho su hijo.

En estos últimos tiempos ha sido protagonista dentro de la Casa Real y es que se ha dejado ver con él todavía marido de la Reina Sofía, Juan Carlos I, acudiendo a una gran cantidad de eventos y tomando fotos con los móviles, algo que a la Reina Sofía ya no le asusta. Está acostumbrado a ese tipo de comportamientos y ha aguantado [VIDEO] muchos feos. Aparte, aunque no estén separados legalmente, es un hecho innegable que el rey y la reina eméritos ya no comparten vida en común.

A la reina en un momento así pensaba que le quedaban sus hijos de apoyo, hasta que por una parte ha visto este desplante relativamente reciente y por otra pudo ver la relación que tenía Corinna con los ex duques [VIDEO] de Palma, Cristina e Iñaki Urdangarín, hasta el punto de conocer los negocios familiares con lo que se notaba la gran afinidad y relación que había tenido esta mujer con su marido.

Por lo que siempre se ha contado, conocemos que Don Felipe en cuanto a carácter se parece algo más a su madre que a su padre, por tanto siempre la ha apoyado en cuanto a los affaires femeninos del rey emérito y que siempre ha estado a su lado para ayudarla y defenderla. Es por este motivo por el que a la Reina Sofía le ha dolido muchísimo más que haya sido su hijo Felipe el que haya acudido a este acto en el que se encontraba la mujer con la que su marido mantiene una relación desde hace bastante tiempo.

El divorcio del Rey Juan Carlos y Doña Sofía nunca conocerá la vía legal, la Reina Sofía nunca ha querido resquebrajar el matrimonio y, sobre todo, la imagen de la monarquía. Últimamente viaja mucho a Grecia para conocer la salud de su hermano, acompañada por su otra hermana su verdadero apoyo moral ahora y siempre.