A lo largo de diecisiete ediciones de Gran Hermano son cientos de concursantes los que han pasado ya por la casa de Guadalix de la Sierra, y decenas de miles los que han pasado por sus famosos casting de selección. Tal y como sucede en botica, en el mundo GH hay de todo, y para cerciorarse de ello tan solo hace falta hacer un repaso por algunos de los ya ex grandes hermanos.

Más allá de la mejor cara del concurso, como la de Ismael, ganador de la primera edición, o de Kiko Hernández, colaborador de Sálvame o Suso, que como otros tantos están haciendo carrera en los medios de comunicación, hay una cara mucho más oscura y triste de la que no se suele hablar cuando una nueva edición -como la que llevará el nombre de Revolution- asoma a la vuelta de la esquina.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Y es que ha habido casos tan duros como los de Mónica Ruiz o María José Galera, de la primera edición, que tuvieron que reconocer que coquetearon con la profesión más antigua del mundo para poder sobrevivir, con lo que esto les acabó suponiendo su salida de Guadalix de la Sierra.

No menos cantidad de ex grandes hermanos son los que tuvieron antes de entrar, o han tenido después de su paso por el reality decano de la televisión española, alguna incursión en el mundo del porno. Así pues, Rebeca Perea "Rebequita" y Siscu de GH 11, Natacha de GH 6 o Dani López de GH 8 son algunos que han decidido probar suerte en el mundo del cine para adultos, aunque muchos no lo sepan.

Más allá del cine X, las consecuencias psicológicas que a muchos les ha dejado su paso por el programa de marras también son dignas de mención. Así pues, Ania Iglesias llegó a asegurar que perdió su identidad al salir de la casa y ver la cantidad de escándalos que le rodearon dentro y fuera de Guadalix.

Qué decir de Rafael López, que iba para seminarista y acabó siendo motivo de multitud de mofas que le afectaron y mucho psicológicamente [VIDEO] tras su vuelta a la vida real, ya como un personaje público y conocido al que le paraban por la calle.

Suicidios en otras ediciones internacionales de Gran Hermano

Mucho más graves son los casos que se han vivido en otras ediciones de Gran Hermano, en las que son varios los participantes de este reality show los que se han quitado la vida tras vivir esta apasionante y complicada experiencia que supone entrar anónimo y salir famoso, de golpe y sin preparación. Ese es el caso de Najai Turpin o Nathan Clutter, quienes se suicidaron con 23 y 26 años tras abandonar sus realitys en Estados Unidos.