Tal semana como ésta, hace tan solo 10 años, escuchábamos por primera vez en televisión: "Soy la Reina Cotilla, vuestra mejor fuente de información sobre la escandalosa vida de la élite de Manhattan". Esta frase era el comienzo de cada capítulo durante seis maravillosas temporadas de una serie [VIDEO], que a día de hoy, no ha tenido sucesora. Hablamos de Gossip Girl.

El 19 de septiembre de 2007, The CW estrenó el capítulo [VIDEO]piloto de esta serie que actualmente sigue dando de qué hablar; ya sea por su elenco de actores, por sus estilismos o por sus maravillosas frases, el Upper East Side sigue aún en nuestros corazones.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Lo que comenzó siendo la adaptación novelas homónimas de Cecily von Ziegesar, terminó siendo para muchos espectadores la serie que sustituyó el final de Sexo en Nueva York. La Reina Cotilla nos volvió a trasladar a la Gran Manzana, pero esta vez con unos protagonistas más jóvenes y mucho más exclusivos.

Lo que comenzó siendo un grupo de adolescentes pijos en un selecto instituto, se trasladó a los escenarios más exclusivos de Nueva York, París o Los Hamptons. Líos amorosos, traiciones, puñaladas por la espalda y estilo, mucho estilo, fue la mezcla que conquistó a millones de espectadores de todo el mundo. Cinco personajes se encargaban de mover los hilos principales de la trama: Blair Waldorf (Leighton Meester), Serena van der Woodsen (Blake Lively), Chuck Bass (Ed Westwick), Dan Humphrey (Penn Badgley) y Nate Archibald (Chace Crawford).

Sin duda, la que mejor partido ha sabido sacar de su paso por la serie ha sido Blake Lively, quizás en lo profesional no sea una actriz consagrada pero, sin duda, en cuanto a estilismo es actualmente la reina de cada red carpet en Hollywood. Serena van der Woodsen, su personaje en la serie, fue y sigue siendo icono de estilo y Lively ha sabido amoldar lo mejor de esta rubia explosiva de la pequeña pantalla y trasladarlo a sus propio terreno.

Vídeos destacados del día

Una década después, sus espectadores más fieles cruzamos los dedos para volver a ver a nuestra pandilla de pijos favoritos, de volver a disfrutar del exclusivo y elegante vestuario de la serie, de los peinados tendencia de Serena y de las frases aniquiladoras de Blair. Gracias a esto y a una estupenda plantilla de secundarios (múltiples novios, maridos pertenecientes a la familia Grimaldi, madres estilosas y hermanas malvadas) la serie ha quedado grabada en la retina de muchos de sus seguidores. ¡Ojalá nuestras súplicas sean escuchadas!