Llevaban todo el mes de Agosto y particularmente toda la semana, cebando un “Belenazo” que sabíamos iba ser más de lo mismo, aunque con la salvedad de hacer partícipe a la audiencia de la conversación privada de una persona enferma: María José Campanario, con otra capaz de vender a su propia madre: Belén Esteban.

Cuando pensábamos que la de Paracuellos no podía caer más bajo, ella va, se pone el mundo y la vergüenza por montera y nos cuenta que el pasado 9 de Agosto estando la mujer de Jesulín de Ubrique ingresada en la clínica psiquiátrica El Seranil de Málaga, donde supuestamente a los pacientes no se les permite tener móvil, la llamó para intentar ser su amiga.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Belén Esteban cruza la línea y habrá consecuencias

Según dice ella, María José quería visitarla en su casa a toda costa pero sin que su familia y suponemos que su marido, lo supiesen.

A ella no le cantó como al periodista Jesús Manuel, ese gran amigo de la de Castellón y gran bocachancla que le dijo nada más ni nada menos a quién ha demostrado ser incapaz de callarse, la Esteban, que María José le había cantado una canción de Heidi por teléfono.

Los palmeros de Belén Esteban junto con el público en plató debidamente aleccionado por el regidor, se mostraban entre compungidos y atónitos ante tamaño atentado a la cordura. ¡María José cantando! ¡Que se pare el mundo! Claro que si le damos la vuelta a la situación, a lo mejor resulta que María José cantaba para burlarse de quien se dice su amigo y ha resultado tener dos caras o incluso más.

A estas alturas a la audiencia ya le iba sonando todo a tongo puro y duro. ¿Y pedirle ir verla era eso tan hecatombico que había impedido a la Esteban contárselo a nadie? Y así llegaba la segunda parte de “Cómo vender humo para intentar reventar los audímetros”.

En realidad, lo que vendía era una conversación privada con una persona enferma lo que es constitutivo de delito y vamos a ver qué consecuencias le acarrea a ella y a la cadena.

Resulta, siempre según la colaboradora de “Sálvame” [VIDEO], que María José no contenta con querer ir a visitarla, la llamó “Mi reina” y no una ¡Tres veces! Eso ya es un poltergeist por lo menos.

Naturalmente ante este hecho paranormal, ella que no quiere seguir siendo “La bruja del pueblo” en las redes sociales, quiso dar la voz de alarma y con el beneplácito y la precisa orientación de su director Raúl Prieto, llamó al padre de su hija, a la sazón marido de la odontóloga cantante.

¿Y que hizo Jesulín tras escuchar la perorata de su “enemiga íntima”? Colgarle el teléfono. ¿Habrase visto? ¿Pero cómo es posible que al bastión de Telecinco se le cuelgue el teléfono? Eso no podía quedar sí y como dice el refrán “De esos polvos vinieron estos lodos”. Y esa es la justificación que Belén Esteban daba para contar una conversación privada con una mujer enferma.

Kiko Matamoros fue el ‘poli malo’

Mientras el resto de colaboradores con Mila Ximénez a la cabeza, palmeaban sin pudor e incluso se reían del tremendo ataque a la intimidad de María José Campanario perpetrado ayer en “Sábado Deluxe”, Kiko Matamoros consciente de que en las redes la mayoría condenaban lo que estaba pasando, se erigió en el “poli malo” que intentó poner a Belén Esteban en su sitio afeándole su proceder: “Yo creo que no está bien lo que has hecho. Que hayan hecho las cosas mal contigo no quiere decir que todos lo tengamos que hacer mal”.

Y la Esteban le contestaba: “Me voy a mi casa con la conciencia muy tranquila”. No nos queda nada claro que la tenga, pero eso ya es harina de otro costal. La consecuencia fue que María Patiño más en vena que nunca dijese a Matamoros que se podía ir de plató y él lo hizo refunfuñando. Reprendida por el pinganillo, la presentadora procedió a pedirle disculpas y cómo no, Matamoros volvió al redil una vez hecho su papel.

Curiosamente y al no poder negar que las redes sociales hierven de indignación, María Patiño afirmaba hoy en su programa “Socialité” que por primera vez Belén Esteban "No está feliz ni pletórica tras la entrevista en el "Deluxe"."

Jesulín mientras tanto ha dado orden a sus abogados para que vean si las declaraciones de la madre de su hija pueden ser demandadas, demanda que suponemos sería extensiva a Telecinco.

La rueda ha comenzado a girar y no tardaremos en saber hacia dónde se dirige. Y no, Belén esteban tampoco está embarazada y de momento no se casa. Vamos a contar mentiras tralalá, vamos a contar mentiras…..