Todos nos congratulamos con la noticia de que Yara, la hermana de Suso, se haya despertado del coma (según “Sálvame” muerte cerebral) en el que estaba sumida y que además según cuenta su hermano, no le queden prácticamente secuelas.

¿Muerte cerebral o Coma diabético?

El problema surge de las palabras de Mila Ximénez que actuaba como portavoz del ex superviviente, afirmando que: “Le han diagnosticado muerte cerebral a la hermana de Suso” algo nunca desmentido ni por él ni por su familia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Mila añadía: “Le siguen funcionando órganos vitales y, de momento, va a vivir monitorizada a un aparato que le van a mantener hasta que dejen de funcionar”.

Suso se retiraba de la vida mundana para confortar a su madre y a su otra hermana ante una situación extrema.

Nos sorprendió que al cabo de tan solo unos días el ex tronista volviese a “Sálvame” diciendo: “Mi hermana sigue luchando, a ella le haría ilusión verme trabajando aquí”. Sus palabras las achacamos a la emoción pero él insistía: "Sigue dormida pero está estable, está luchando es una guerrera". No entendíamos nada.

Quique, el médico que fue compañero de Suso en “Gran Hermano”, lo dejó bien claro en un tuit: “Como sanitario puedo decir que la muerte cerebral es irreversible, la propia palabra lo dice, muerte: cese de toda actividad/función viva”. Los tuits de personas con familiares en esa situación que había desembocado fatalmente se sucedieron.

Un nuevo tuit sirvió para matizar el anterior: “Igual se equivocó al manifestar la situación. Vaya por delante que me alegro mucho y de corazón. Pero si hay intereses ocultos, no tiene gracia”.

Fue tal el revuelo que se armó que Quique tuvo que rectificar casi pidiendo perdón por decir la verdad y ha preferido borrar los tuits.

No ha sido esta la única curación “milagrosa”. Kiko Hernández afirmaba haber superado un tipo de cáncer que cuenta con una tasa de mortalidad de más del 80%, más tarde una compañera de su etapa inmobiliaria declaró a El periodista digital en 2015 que se inventó la enfermedad y posteriormente en una revista afirmaba que en realidad sufrió una pancreatitis.

Otro Kiko, en este caso Kiko Matamoros, aseguraba en 2011 sufrir glaucoma en ambos ojo, haciendo estas terribles declaraciones: “No tiene solución quirúrgica ninguna. No se pueden trasplantar los nervios. No hay esperanzas de que la cosa tenga un buen final. Uno no se debe engañar a sí mismo”.

Han pasado los años y todos hemos podido comprobar, no solo que no está ciego, de lo que sinceramente nos alegramos, sino que en ocasiones y ni siquiera bajo el ardiente sol de la sabana africana donde ha ido de vacaciones, lleva las gafas de sol imprescindibles si se tiene esa enfermedad.

El mensaje y las "cajas" de María José

No tuvo reparos Kiko Hernández en mentir descaradamente hace unos días al respecto de María José Campanario y un post en su Facebook que él hizo pasar como actual cuando tenía un par de meses de antigüedad, dejándola por supuesto en muy mal lugar. En este enlace podéis leer la noticia ampliada [VIDEO].

Luego tenemos lo de las supuestas cajas llenas de recortes sobre Belén Esteban en aras de una obsesión enfermiza. Les deben haber dado un toque porque de un montón de cajas hemos pasado a “la caja” en singular.

Ha sido Toño Sanchís quien ha puesto algo de cordura e incluso de humor, al contar que Belén Esteban [VIDEO]le había dicho que el de Ubrique guardaba una caja bajo la cama con la ropa interior que las féminas le arrojaban a la plaza en su momento de mayor esplendor como torero.

Para el representante, caso de existir alguna caja de recortes, lo más probable es que fuese cosa de Jesulín que querría enseñarle a su hija todo lo que su madre había dicho de él y de su familia.

Vamos a contar mentiras

Las mentiras se suceden tarde a tarde en “Sálvame” sin que nadie haga nada por evitarlo. Algunas más o menos inocuas y otras rayando la inmoralidad más absoluta.

Todo se compra y se vende y si un titular sensacionalista puede aumentar el share, se da sin ningún tipo de ambages.¿Por la audiencia todo vale?