Aunque no es muy habitual, la vida de muchas personas están llenas de golpes de suerte que consiguen hacer cambiar una mala racha por una radicalmente opuesta.

Un buen ejemplo de ello es Paz Padilla, quien después de una infancia treméndamente humilde, en la que reconoció haber tenido que acudir a Cáritas para poder comer, ha sido capaz de voltear radicalmente su situación económica a base de mucho trabajo, llegando a acumular un tremendo patrimonio del que aquí vamos a hacernos eco.

Tal y como el diario ABC publicaba este mismo año, la actriz y presentadora es también una empresaria de éxito, propietaria y única administradora de la empresa Polboart, a cuyo nombre está nada menos que una finca en Villaviciosa de Odón de casi 2.000 metros, donde ésta vive con su hija Anna, flamante influencer de las redes sociales.

Esta misma empresa también tiene entre sus bienes una doble construcción en la provincia de Girona que explota bajo el nombre del Casa Rural Can Miquelet y que son de puro lujo, tal y como indican unas tarifas que hablan de 1.000 euros por pasar allí un fin de semana o de 3.000 por disfrutar como inquilinos durante una semana entera.

A esto hay que sumar los negocios de inversión inmobiliaria en los que esta está sumergida y que Libertad Digital publicaba recientemente y que incluirían un piso en Cádiz, una casa en la localidad catalana de Premià, otro terreno en este pueblo costero, un local comercial en esta misma población y otro piso en Barbate.

Por último, como empresaria, habría que agregar el nuevo local de restauración que ésta ha abierto recientemente en la capital de España como socia, y donde se sirve comida típica de la costa gaditana.

La televisión, una fuente ingente de ingresos para Paz Padilla

Sin embargo, la mayor parte de sus ingresos vendría de la mano de la Televisión. Y es que la pequeña pantalla, la que le hizo pasar de ser anónima a famosa, sigue siendo todo un filón para sus cuentas, tal y como revelaba en una de sus informaciones Periodista Digital.

Según este medio, los ingresos televisivos de la gaditana rondarían el medio millón [VIDEO] de euros anuales, que saldrían de su trabajo como presentadora de Sálvame y también de sus incursiones en la serie de ficción "La que se avecina" donde esta lleva un tiempo realizando un papel.

No hay duda de que Paz Padilla sabe cómo hacer dinero y cómo aumentar su fortuna poco a poco. Algunos de sus compañeros de Sálvame debería aprender de ella.