Como cada semana, la parrilla televisiva española tiene polémicas de sobra para entregarnos y siempre ha de resaltar una figura que cargue con el peso de las críticas en los medios y las redes sociales; cual si se estuvieran turnando entre ellos. Esta vez quien no ha tenido suerte el Ana Pastor, conductora de "El Objetivo", que ha metido la pata pero hasta el fondo, tras hacer referencia al atentado terrorista en Londres por medio de unas desafortunadas palabras.

Todo comenzó durante la emisión de ayer del mencionado programa, cuando se informó de los tres sujetos terroristas abatidos en la capital inglesa por la policía, en aras de preservar una masacre aún mayor.

Nada hubiera trascendido fuera de la transmisión, sino fuera por un término en especial que Ana usó, para hacer mención del fenecimiento de los criminales. La indignación comenzó desde el primer momento en que apuntara, a que los mismos habían sido "asesinados" por las autoridades, como si fueran víctimas de las circunstancias haciendo a un lado el hecho de que ya se habían cobrado la vida de unas siete personas.

Hay que dejar en claro aquí la diferencia entre la acción de abatir y el asesinato como tal, de acuerdo con el vocabulario estipulado por la RAE.

Mientras que ambos verbos pueden designarse a la acción de arrancar una vida, el último solo aplica en casos de estricta alevosía, según se recaba en las condiciones descritas por el artículo 139 del Código Penal. Bajo ningún concepto puede decirse que los policías londinenses hayan asesinado a estos terroristas; un argumento del cual ya se han sostenido cientos de usuarios en las redes sociales para increpar a la periodista.

Vídeos destacados del día

Más lejos han llegado quienes la acusan ya no a ella, sino a toda la cadena de defender a cualquier adepto del Islam a pesar de los actos terroristas, lo cual es punto y aparte en La Sexta.

Atresmedia, siempre ha mostrado una postura tolerante sobre los refugiados y practicantes de esta doctrina, entendiendo que no todos ellos buscan sembrar el terror, al margen del autodenominado Estado Islámico. El propio Antonio García Ferreras, pareja sentimental de Pastor, popularizó el hashtag #venidya en apoyo a los desplazados por el conflicto sirio.

Está claro que todos podemos cometer errores y nadie está exento de accidentes, (en especial frente a las cámaras), pero hasta hoy no parece haber quién esté dispuesto a perdonar a la conductora.