El espacio conducido por Susanna Griso ponía sobre la mesa un controvertido tema para la sociedad en general. Han sido numerosas las polémicas que han surgido desde el comienzo del torero Fran Rivera como colaborador en "Espejo Público". La última de ellas, la llamada de un bombero al programa molestándose por las palabras del torero, que equiparaba las dos profesiones y las calificaba como "igual de heroicas". Una controversia que incluso llegaba a la comunidad de bomberos que se fotografiaron con un cartel que dio mucho de qué hablar.

Espejo Público opina sobre la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid

Con todo, parece que ha llegado una nueva controversia a "Espejo Público", relacionada con la propuesta del Ayuntamiento de Madrid sobre el "manspreading" [VIDEO], también conocido como el despatarre masculino.

Una sonada a la vez que polémica iniciativa del Ayuntamiento para frenar el despatarre masculino en los espacios públicos.

En cuanto a este tema que afecta a todo el género masculino, el torero ha sido claro y directo. Admitía lo siguiente: "entre las piernas tenemos algo que no es bueno apretar". De hecho, se molestaba porque "están tirando el dinero en tonterías cuando hay cosas mucho más importantes". Y lo achacaba al físico de los hombres y no a una posición aprendida con el paso del tiempo.

De hecho, ya han sido varias las imágenes que se han filtrado por Internet de numerosas personalidades "despatarrados". Desde el mismísimo Presidente del Gobierno hasta Pablo Iglesias en algún que otro miting. Con todo, han sido varios los famosos que han decidido opinar al respecto de esta iniciativa, otro de ellos, el cocinero Karlos Arguiñano.

Éste, al contrario que Fran Rivera [VIDEO], se ha mostrado totalmente a favor de la iniciativa de Manuela Carmena. De hecho, tiraba de la broma afirmando lo siguiente: "Tenemos dos huevos, no una docenita ni docenita y media..."

En definitiva, parece que esta iniciativa está dando mucho de qué hablar, los medios de comunicación tienen opiniones variadas al respecto, eso sí, no se trata de un proyecto originado en nuestro país. Procede de Estados Unidos y todo indica que está algo relacionado con el machismo. El Ayuntamiento de Madrid se ha sumado para combatirlo en nuestro país, eso sí, con bastantes críticas y desavenencias, sobre todo por parte del género masculino, que le afecta de lleno y por parte de aquellos que consideran otros temas de mayor relevancia que éste en los que invertir los fondos públicos.