Buenos días a todos. El gobierno de Mariano Rajoy consiguió tener la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y cuando por fin tienen las cuentas claras, es el momento de poner al día las partidas, escudriñarlas y cómo no, comparar con antiguos presupuestos

'El Cascabel' en (13TV) tuvo la pasada noche del 1 de junio de 2017 al senador Antonio Alarcó como invitado por parte del partido popular junto con la socialista Eva Llarandi, y aquel trató de explicar sobre todo los presupuestos sociales y que no veía por ninguna parte esos recortes que Llarandi no dejaba de resaltar en esos números para el ejercicio económico.

Eva Llarandi dejaba claro e insistía en que negar en que se había recortado en todo y que dentro de ese todo incluía, profesores, sanidad y educación, era algo que no se podía hacer, ya que era algo que caía por su propio peso. Carlos Cuesta por su parte venía con la lección aprendida y los presupuestos también en la Televisión, e invitó a su archienemiga socialista a que hiciera la comparación que quisiera y que no iba a poder sostener lo que estaba diciendo acerca de los recortes presupuestarios.

Le pedía a la socialista que le dejase dar los datos y que los eligiera del año que quisiera, aparte también de la partida de salud, protección social, de educación social sin desempleo, pensiones, vamos que eligiera lo que ella quisiera, y así poder confirmar su teoría y demostrar que su compañera de tertulia estaba equivocada.

Vídeos destacados del día

Llarandi por su parte, muy lista, escogió la del año 2007, justo un año antes de entrar en la crisis y Cuesta sin esperar más y sin ninguna dilación empezó a cantarle, como si de La Traviatta se tratase, todos los datos

En 2014, de los peores años que experimentó la crisis había un 6,1%, en 2007 la salud, 5,7%, en educación un 4,1%. En protección social tuvimos un 17,6%. y que si quería podía continuar ahí toda la tarde.

Llarandi por su parte, al ver que la habían dejado callada quiso contraatacar de la forma que pudo o supo diciendo que los porcentajes que había ido nombrando Cuesta eran muy relativos, a lo que él remató negándoselo en rotundo diciendo que no y que no había habido ningún recorte, que lo único que pasó fue que el ritmo de incremento bajó, y que recortar es bajar y que esos porcentajes en la vida bajaron y que el PIB que hubo en el año 2014 era mayor que el de los años 2011, 2012 y siguientes. Ahí se produjo el gran zasca de la noche.