Toño Sanchis y #Belén Esteban se verán las caras, dentro de muy poco, ante un juez (a finales de este mes de mayo, se dará carpetazo a uno de los culebrones televisivos más polémicos, que ya lleva dos años en activo); pero, el que fue durante casi una década el representante de Belén Esteban, parece que no tiene miedo a nadie.

Más de diez años compartiendo su tiempo, no sólo en el ámbito laboral, hace que sepa mucho sobre la familia y las relaciones afectivas de la que fue pareja del torero, Jesulín de Ubrique. Y, ahora, Sanchis tiene claro que es el momento de dejar todo lo vivido por escrito, en un libro. Para evitar posibles demandas, lo hará como si fuera ficción (bueno, a Belén Esteban le publicaron un libro, supuestamente escrito por ella con la ayuda de Boris Izaguirr, que fue un auténtico éxito de ventas y, luego, se demostró que todo lo que contaba era mentira...

él también puede hacerlo, ¿o no?).

El libro se basará en su experiencia como representante de una de las personas más mediáticas de este país, donde se contarán cosas buenas y malas, lo que sucedió, en general.

El objetivo de este libro es lograr que la gente conozca a la verdadera Belén Esteban y no al producto de marketing, que sale en televisión.

Se espera que el libro salga en navidades y la historia se iniciará con los carnavales de Tenerife, cuando se conocieron (en aquella patética pantomina, donde Belén Esteban salía subida en una cruz, como si fuera Madonna). Sin duda, un libro que puede levantar ampollas, por todos los intereses económicos que hay alrededor de la figura de Belén Esteban (es una de las figuras claves de Mediaset, con un contrato en exclusiva, y siempre ha sabido explotar el papel de pobre niña de barrio, que fue abandonada por el padre de su hija, Jesulín de Ubrique, a causa de la presión de su familia.

Vídeos destacados del día

Después explotó la separación de su marido, Fran Álvarez y diversos montajes por el medio.

Uno de los momentos más controvertidos fue cuando, en el polígrafo de #Sálvame Deluxe, dijo que nunca había tomado drogas y la razón de su deterioro físico había sido la diabetes. La máquina dijo que decía la verdad. Años después, reconoció sus problemas con las drogas y vendió su recuperación. Además, siempre se defiende de las acusaciones, diciendo que en aquella época estaba "malita". Un nuevo episodio en el culebrón Belén Esteban. ¿Quién crees que tiene la razón?

¿Piensas que el libro de Toño será un éxito, como el de Belén? #ToñoSanchis