Ha sido la noticia sorpresa de la prensa del corazón: la top-model australiana #Miranda Kerr se ha casado con el co-fundador de #Snapchat, Evan Spiegel, en una íntima ceremonia en su mansión situada en la localidad de Brentwood, en California, ante un total de 50 invitados que han dicho que aunque la ceremonia fuera pequeña, todo estaba muy preparado y la novia estaba preciosa, parecía una auténtica princesa.

Así, la modelo de 34 años de edad y el CEO de la red social de 26 años de edad empiezan una nueva vida como matrimonio. No es la primera boda que celebra la modelo australiana que ya estuvo casada con el actor Orlando Bloom (que se hizo mundialmente conocido por su papel de Legolas en "El Señor de los Anillos") del que se acabó divorciando en el año 2013; pero, si estuvo presente su hijo Flynn, que ya tiene seis años de edad, que tuvo un papel muy importante durante la ceremonia.

Para evitar que se diera información a los medios de comunicación, los asistentes que fueron invitados a la boda eran recogidos en puestos de control y trasladados en limusinas negras o en furgonetas con cristales tintados. El enlace sólo duró unos veinte minutos y el tema de fondo fue de Disney, "When you wish upon a Star".

Miranda y Evan se conocieron durante el 2014, cuando coincidieron en un evento de la firma Louis Vuitton, aunque no iniciarían su relación hasta el mes de junio del 2015 y se prometieron en julio del 2016.

Sin duda, Miranda Kerr y Evan Spiegel se han convertido en una de las parejas más discretas y millonarias del momento, ya que Miranda es propietaria de la firma de cosmética ecológica (que fue una pionera en este aspecto) Kora Cosmetics, además de ser una de las modelos más solicitadas, sobre todo, en el continente asiático.

Vídeos destacados del día

Su relación más mediática fue con Orlando Bloom, ya que su noviazgo y matrimonio coincidió con el momento de mayor éxito del actor, con el estreno de la trilogía de "El señor de la familia " y "#Piratas del Caribe". También, en aquella ocasión, su matrimonio se celebró en secreto y a los pocos meses nació su hijo en común, que es un clon de su padre y a causa del cual mantienen una relación de amistad envidiable (incluso, se ha rumoreado que iban a volver, pero jamás sucedió algo así).

Evan Spiegel posee una de las mayores fortunas dentro del mundo de las nuevas tecnologías y tiene un perfil bastante discreto, no se le conocían relaciones anteriores ni es un habitual de la prensa rosa.