Buenos días a todos. Este día, 13 de junio de 2017, ya tendrá fecha el debate para la moción de censura de Rajoy, un polémico tema del que mucho se lleva hablando, aparte de todo lo que se está especulando en las redes y en #Televisión y distintos medios, salvo sorpresa inusitada, la iniciativa de la formación morada no tiene muchas posibilidades de seguir adelante.

Este viernes pasado, día 24, la portavoz de Unidos Podemos dentro del Congreso de los Diputados, la polémica Irene Montero, y digo polémica ya que no hace mucho quiso tomar el lugar de Errejón en la SER para conseguir la entrevista, fue entrevistada para hablar acerca de la moción de censura del PP.

El conocido presentador Antonio García Ferreras fue directo a asustar a Irene Montero en pleno directo. Las cosas son como son, y le hizo un repasito a la novia de Pablo Iglesias acerca del resultado que habían tenido mociones de censura anteriores, y cómo no, de los apoyos y dirigentes que las habían llevado a cabo, ya que muchos de ellos habían acabado arrastrados al pozo por hacer algo de esta categoría.

La pregunta que le hizo fue clara y directa al corazón, diciendo que si Irene no era consciente de que con esta moción de censura, Pablo Iglesias también se la estaba jugando, recordándole que en el país habían tenido lugar solamente dos mociones de censura históricas y que ambas habían resultado perdidas y en desastre, advirtiendo a Montero de que ésta no iba a ser diferente. Recordó que en una de ellas había salido reforzado Felipe González y que en la otra Hernández Mancha acabó muriendo, políticamente hablando.

Vídeos destacados del día

Ahora pueden ir contra toda la formación morada si esto saliera mal.

La diputada Irene Montero alzó la voz para defender su postura y también fue muy clara al decir que esto era una responsabilidad para todo el partido que había decidido llevarla a cabo, y que están dispuestos a asumir los riesgos pertinentes y que podrían haber presentado a otro candidato distinto que se "partiera la cara" por Pablo Iglesias y lo protegiese de cualquier repercusión política, pero no lo han hecho, de esta manera asumen la responsabilidad que les pueda caer y existe un imperativo democrático con el que van a respetar la forma de gobierno y las instituciones.

A Irene Montero se le veía muy segura y sobre todo abanderada con el mensaje que le dejó a Ferreras tras su sutil amenaza de que la moción de censura iba a ser un desastre, para bien o para mal no queda mucho para salir de dudas. #La Sexta