Todavía quedan quienes parecen no recuperarse de la sorpresiva victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE. A casi una semana del acontecimiento, hoy, el nuevo mandatario del partido, protagoniza una polémica que involucra nada menos que a Antonio García Ferreras, otro periodista de los involucrados en el caso del Canal Isabel II y la Operación Lezo.

Nadie ignora que la candidata del PSOE que contaba con el apoyo incondicional de Ferreras, era precisamente Susana Díaz; ni que Sánchez no le es precisamente el personaje más grato. De hecho, los desacuerdos entre ambos provienen de tiempo atrás, desde que el político se negara a presentarse para conversar en el programa de opinión, "El Objetivo", que conduce la pareja de Ferreras, Ana Pastor.

Hoy, es Jesús Maraña quien pone el dedo en la llaga al hablar en su libro sobre la supuesta discusión, que ambos sostuvieran durante una comida privada, en la que también habría estado presente Mauricio Casals.

La tensión se disparó cuando Sánchez, ya fuera de sí, se fue a los gritos y empezó a reclamar a Ferreras por las investigaciones que estaba llevando a cabo en contra de su esposa y su suegro.

"¡Mírame a los ojos y dime que no es verdad!", fue lo que según el texto, exclamaba Sánchez apuntando al colaborador de "Al Rojo Vivo", quien no tardó en ponerse a la defensiva utilizando las mismas maneras, afirmando que todo era falso y exigiendo le revelara quien le había ido con tal rumor.

"Si no tiene nada que ver con tu trabajo político a mí me importa un pito", fue la frase con la que Ferreras zanjó el tema, insistiendo en que nadie de su equipo iba tras los pasos del dirigente de "InfoLibre".

Vídeos destacados del día

La suerte no le sonríe a Ferreras, pues hace días que también tiene que lidiar con los audios que comprometen su integridad como periodista.

Recordemos que dichas grabaciones salieron a afectar directamente a Casals, quien actualmente dirige el periódico "La Razón", y salió a mencionar el nombre de Ferreras al supuestamente, acatar sus órdenes de no filtrar otra grabación que podría atentar contra Ignacio González. "Se está portando de cine", se le escuchaba decir en el revelador audio.

Ya tuvimos oportunidad de mirar como salía a limpiar su imagen en "Al Rojo Vivo", no con los mejores resultados. Por si fuera poco, se habla también de su participación en una trama para dividir a los militantes de izquierda, específicamente, aupando a Podemos.