A perro flaco todo son pulgas. Una expresión muy castiza que viene a explicar que, cuando las cosas parece que no puedan ir peor, tomando a la famosa Ley de Murphy como ejemplo, empeorarán, castigando en exceso al centro de la diana de todas las desdichas.

Algo que bien se le podría aplicar a la mujer de Jesulín de Ubrique y enemiga íntima de Belén Esteban, quien está claro que en está pasando por uno de sus mejores momentos, después de las últimas noticias que la han tenido como protagonista, después de mucho tiempo alejada del papel cuché. de las actualidad del corazón patrio.

Y es que si hace unos días volvía a la primera plana tras sembrarse el foco de la duda sobre la paternidad de su marido en relación a la hija que este tiene con la Princesa del Pueblo 'La Campanario' pasaba a ser el centro de la actualidad mediática al revelarse 'la guerra sin tregua' que esta estaría manteniendo con con sus vecinos en 'Arcos Gardens', una lujosísima urbanización de esta localidad de la provincia de Cádiz.

No obstante, lo peor estaba por llegar tal y como hemos podido conocer de primera mano a través de una publicación de la revista 'Hola' en la que se revela que María José Campanario tuvo que ser ingresada en el hospital después de sufrir un episodio de la relativa gravedad de dolores cervicales que le impedían hacer vida normal, haciendo saltas las alarmas de su entorno más cercano.

Un pasaje de lo más desagradable para ella y su pareja que, según le confirmaron en el hospital, se debía a la enfermedad que acecha a esta como es la fibromialgia, siendo estos potentes dolores una de las consecuencias de este mal.

Algo que podría haberse solucionado pronto, y quizás sin necesidad de haber tenido que acudir a un centro médico de no ser por el hecho de que muchos de los medicamentos recetados para cuando se padecen crisis como la sufrida por la mujer del que fuera diestro es alérgica a la "profilina", lo que supone que esta no puede seguir el tratamiento habitual para los enfermos de fibromialgia.

Vídeos destacados del día

Es importante recalcar que, tal y como la periodista Carmen Pardo ha asegurado en sus últimas publicaciones, las más recientes, y partiendo del hecho de que es posiblemente la periodista más cercana al matromonio Janeiro - Campanario, esta se encuentra bien, recuperándose poco a poco de esos dolores que prometen acompañarla el resto de su vida a través de pequeñas crisis como la que ya ha conseguido controlar.