#Gran Hermano VIP 5 está llegando a su fin; y, anoche, tuvo lugar la primera parte de la #Final de esta edición. Irma Soriano, según su lenguaje corporal, estaba más que segura de que iba a ser la ganadora de Gran Hermano VIP 5, por tanto, cuando anoche Jordi González dijo su nombre, al hacer público la tercera finalista, se quedó de piedra.

¿Dónde estaba su sonrisa cínica? ¿Dónde estaba esa manera de vivir todo de manera exagerada? Irma veía cómo el maletín de los 300.000 euros se le escapaba de las manos, y tendría que apechugar con todo lo que había hecho a lo largo de los últimos tres meses, dentro de la casa.

Llegó a plató sin perder la sonrisa, sin recibir ni un sólo abrazo de sus ex-compañeros de convivencia (ni siquiera, de la que supuestamente era su amiga, Emma Ozores).

Sólo hubo un momento de la noche en la que no pudo seguir fingiendo indiferencia: cuando su hija Triana se derrumbaba, al ver el resumen de la experiencia de su madre. El momento de la noche vino de la mano de Aída, Alejandro y Toño, (o sea, los rebeldes de esta edición) que la recibieron cantando: "Que la dentenga, que es una mentirosa, malvada y peligrosa".

Irma, en todo momento, evitó entrar en discusiones con Aída (que sí recibió más aplausos y más minutos de pantalla; además de protagonizar más vídeos que el 95% de los concursantes de esta edición). Reconoció haberse comportado mal, en algunas ocasiones; pero, no cedió en ningun momento. Cuando Emma pidió explicaciones sobre su hipocresía, no pidió perdón por haberla "vendido" e, incluso, hizo comentarios en contra de Emma Ozores, que se quedaba a cuadros.

Vídeos destacados del día

Vamos, lo que coloquialmente se conoce como "morir, matando".

En resumen, Irma no supo (o no quiso) pedir perdón por sus mentiras, sus exageraciones o por vender a sus compañeros. Un tercer puesto que le ha debido sentar mal, no, lo siguiente; ya que, consideraba que iba a ser la ganadora del maletín. Irma Soriano fue una popular presentadora en la década de los 90 (fue "chica Hermida") y durante los primeros años del nuevo milenio. Llevaba varios años trabajando sólo en Andalucia, y esperaba que ser parte de Gran Hermano VIP se convirtiese en su oportunidad de volver a la televisión nacional. Su perfil no era el habitual en este tipo de programas, y no espero mucho tiempo para mostrar un lado mentiroso y exagerado.

Ahora, la final está entre Daniela y Alyson, ¿Cuál es vuestra favorita? ¿Qué piensas sobre el paso de Irma Soriano por el programa? #IrmaSoriano