No siempre que abandonas un trabajo acabas de buenas maneras con tus compañeros ni ellos contigo y si no que se lo digan a Paz Padilla, a veces puede parecerlo a base de mucho rabajo y de estar acostumbrado a ponerse de cara al público y mantener una imagen y esa situación tan desgraciadamente falsa es la que ha tenido que vivir Paz Padilla a la que le ha podido la presión que vivía dentro del programa Sálvame. Y ha tenido que cederle en los últimos días el formato a su compañero de profesión Jorge Javier Vázquez.

Y las razones las podemos ver queridos lectores en la nefasta relación con sus compañeros del programa que desde siempre han tenido y que más aún ahora los ha acusado de ser los culpables de su abandono ya que según ella nada tienen que ver las condiciones profesionales, únicamente al trato recibido por parte de ellos.

En una entrevista concedida a 'La Razón', Paz aseguró abiertamente que los colaboradores de Sálvame querían hundirla y que sufre un acoso psicológico y un agobio que nunca ha podido entender y menos ahora que abandona, que no entiende ni nunca entenderá ese desprecio que le han demostrado sus compañeros ni más gente detrás de la Televisión.

También nos ha dejado entrever que la gente del mundo rosa con la que ha trabajado a lo largo de los años desde que llegó a Sálvame aún no le habían perdonado que hace años decidiese dejar de conceder entrevistas en las que se hablase de algo relacionado con su vida privada o fuera del trabajo, algo que le costó muchísimas críticas en su momento y que hoy día al parecer le ha pasado factura. Paz siempre ha alegado que ella iba al trabajo únicamente para eso, para trabajar, no para hacer amigos, cosa que sí sucede entre los demás.

Vídeos destacados del día

Eso es algo que puede que la haya hecho sentir que no era su sitio ya que al parecer no quedaba bien que sólo presentases y te fueras a casa.

Muchas gracias a todos por leerme, si queréis echar un vistazo a mis otros artículos pasaos por mi perfil o por mi página de Facebook "Gossip&enternainment". Estaré encantada, ¡buen día para todos!