2

Después de 9 semanas de tensión, suspense y misterio, una brillante mezcla entre Hitchcock y Polanski, sobre todo del segundo (con sus intrigas retorcidas en “Frenético” y “El escritor”), “Bajo Sospecha” llegaba a su desenlace en la segunda temporada, con muchos cabos abiertos y una ambigüedad en los personajes, incluso entre los “buenos”, que al final ha sorprendido al espectador.

Los fans de la serie piden, o mejor dicho suplican, una tercera temporada, pero hay varios factores que puede que echen atrás a Atresmedia. Según dice el portal Vertele, uno de ellos ha sido las audiencias, no tan altas como la primera temporada, aunque la culpa sería de la propia cadena, que decidió cambiar el día de emisión del martes al jueves, queriendo contraprogramar a “Gran Hermano” y “Cuéntame”, cosa que ha perjudicado a “Bajo sospecha”, que bajó a una media del 14 %, cuando era líder de audiencia los martes.

Bluper, mientras, recuerda que Atresmedia ha sido muy torpe con las series de la productora Bambú, como “Gran Hotel”, “Velvet” y ésta, cambiándolas más de una vez de día de emisión, sobre todo la segunda, con un día diferente en cada nueva temporada, y ello descolocaba a sus fans. El cambio de día de “Gran Hotel” fue mortal para la misma, que ya no renovó después del fracaso en su nuevo día, cuando antes funcionaba notablemente.

Atresmedia tiene otra serie como “Bajo Sospecha” en intriga y suspense, “Mar de plástico”, que rueda ahora su segunda temporada, y prepara “Fariña”, ambientada en el narcotráfico gallego, lo que hace que sea difícil tener en su catálogo de series varias con estilo y argumentos parecidos, creyendo seguramente que eso saturaría al espectador.

“Bajo Sospecha” es de esa hornada de series con casos de intriga que ahora están de moda, como las aludidas antes, “Nit i dia” (TV3) o la recién estrenada “El Caso” (TVE).

Vídeos destacados del día

Pero “Bajo Sospecha” ha sabido mantener un suspense gracias a unos personajes carismáticos y varios felices hallazgos, como el actor francés Hugo Becker (ex futbolista, que como Éric Cantona o Pep Munné, se recicló como actor) o Mar Sodupe (actriz española residente en Francia, que hemos visto en “La familia Bélier”). Y sobre todo con la eficaz presencia de la veterana Concha Velasco y su composición de una “mala” implacable, severa, cínica, egocéntrica, calculadora y segura de sí misma, que recuerda a una famosa política madrileña, de comportamiento parecido.

En las redes sociales, los fans de “Bajo Sospecha” han criticado amargamente el daño que a la serie ha hecho Atresmedia con su cambio de día de emisión, aunque hoy en día se pueden disfrutar de las series a través de sus páginas web y en cualquier momento del día, algo que a las cadenas no les interesa, obsesionadas con las audiencias inmediatas y lo que supere el 20 % de audiencia media, algo cada vez más difícil con la gran cantidad de cadenas televisivas que hay.

Algunas críticas que ha tenido han sido en que los dos franceses hablaran entre sí mismos en español, cuando deberían haberlo hecho en francés y con subtítulos, que sería más creíble, o que Catherine Le Monnier (Leticia Dolera, “Requisitos para ser una persona normal”) y su madre, siendo también franceses, hablaran en un castellano de Valladolid, cuando los dos primeros siempre tenían un fuerte acento francés.

Pero el resto, elogios, a Yon González, a Lluís Homar y a todo el reparto. Y también a los guionistas, que han tenido ésta vez más capítulos para desarrollar la trama.