Después de un tiempo investigando, siguiendo los pasos de Samira por las redes sociales y de tantear las distintas opciones que se había abierto una vez confirmado que Samira había encontrado, por fin, el amor tras muchos intentos fracasados, ya conocemos a la nueva identidad del afortunado.

Tras fracasar en su trono en la Final con Jonathan, con quien rompió a los pocos días de salir del programa junto a él, y de la negativa de Adrián a ser el segundo plato sin fiarse de las intenciones reales de una Samira que se encontró con él el pasado verano en Ibiza, la que fuera tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa ha sucumbido esta vez ante un chico del que sólo le dista una letra en relación a su último amor platónico.

Y es que Samira Salomé pasa de Adrián para centrarse ahora en Adriá, concretamente Yerai Adriá. Un chico de 30 años, sevillano y que trata de abrirse un hueco en el complicado mundo de la música elaborando temas de reggaeton pop y reggaeton dance que está afincado en Madrid y que ya conoce a la ex tronista desde hace un tiempo.

Una relación que, eso sí, en los últimos meses se habría vuelto a reactivar empezando a salir juntos y a pasar más tiempo unidos del que gozaban antes, hasta el punto de irse juntos a pasar un fin de semana a la costa levantina en busca más intimidad y donde poder dar rienda suelta a la tensión no resulta que comentan algunas personas de su entorno existe casi desde el primer día que se vieron.

La duda que nos entra ahora, conociendo el currículum de Samira, es si esta vez irá en serio, si será sólo un amigo especial con derechos, o si se tratará de una operación de marketing para ayudar musicalmente a Yerai, mientras de paso se lleva lo que se lleve por el camino.

Vídeos destacados del día

Los fotógrafos están alerta y siguen sus pasos, así que pronto conoceremos cuán de en serio va la cosa entre la que fuera tronista de MYHYV, Samira Salomé, y el músico Yerai Adriá, quien por cierto es un asiduo a las redes de buscar pareja como Badoo o Gramlove. ¡A ver quién se fía ahora!