Dicen que para que un circo tenga éxito, han de existir en ellos espectáculos dignos de admiración. Si estos no provocan asombro en el público, lo más seguro es que el circo fracase. Cada domingo, como ya es habitual desde hace más de una década, el programa dirigido por Iker Jiménez, conocido como Cuarto Milenio, arranca motores para subministrar una alta dosis de mal llamado “misterio” a sus espectadores. Hay algo que es innegable, y que hasta los más fans del programa mencionan, y es que, desde sus inicios hasta ahora, el programa va de mal en peor.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Viajemos al pasado, a ese 16 de noviembre del 2005, cuando esta Nave del Misterio realizo su primer viaje. Su comandante, un Iker Jiménez de 32 años, daba el pistoletazo de salida a una emisión televisiva que sin duda alguna, se caracterizaba por su seriedad y su profesionalidad a la hora de hablar de algún tema de misterio, poniendo en duda, los supuestos fenómenos paranormales que cada semana tenían lugar en su programa.

El mismo, se definía como una persona escéptica.

A medida que la nave iba avanzando y recorriendo kilómetros, el ego del presentador también iba creciendo, hasta tal punto, que el mismo sentía orgullo cuando los de afuera, lo mencionaban con el gracioso apodo de “El Mago del Misterio”. El programa paso de un decorado “cutre” a uno bastante lujoso. Sus temas ya no eran como los de antaño, ahora lo que importaba era ofrecer cuantos más fenómenos paranormales mejor, y si estos no existían, solo había que crearlos. Iker, paso de ser escéptico, a ser uno de aquellos que conscientemente o inconscientemente, se lo tragaban todo, es más, en alguna ocasión se le envió una fotografía retocada y la expusieron como real.

En 2015, cuando parecía que ya se habían visto todos los denigrantes espectáculos que el circo del misterio nos ofrecía, una nueva actuación tuvo lugar, Los Estopa.  ¿Y que narices pinta el grupo musical de Cornella en un programa de “misterio”? Se preguntaba más de uno.

Vídeos destacados del día

La respuesta es bien sencilla, contar una experiencia paranormal que tuvieron en un hotel años atrás.

¿Realmente era esa la finalidad de su aparición? Pues no, a lo que realmente iban los cantantes era a promocionar su nuevo disco, “Pastillas para dormir”. Una canción, en la que por cierto, en el videoclip aparece Iker Jiménez y el plató del programa. Todo esto no ha sentado muy bien a los fans, algunos le reprochan que eso no estuvo bien, otros, en cambio, defienden a su Mesías ante cualquier acto, por despreciable que sea.

A estas alturas ya nada sorprende. Si el día de mañana, vemos a Belén Esteban o Kiko Rivera en el programa, ya no hemos de llevarnos las manos a la cabeza, pues lo que era una nave ahora es un circo, y su dueño, Iker Jiménez, sabe cómo cuidar a sus animales, y no me refiero a los de cuatro patas, que sin duda alguna, son los mejores.