¡Vaya con Paula! Quién iba a pensar cuando los espectadores decidieron que entrara en la casa la ganadora de la pasada edición de Gran Hermano España que la rubia iba a dar el juego que está dando a las pocas horas de haber entrado a formar parte del encierro.

Y es que, de momento, en cuestión de horas, la ibérica ha tenido ya tres citas, con Chintro y Sargento Rap el primer día, en las que deslizó sus labios por los de los habitantes de la casa, y en las últimas horas con Chile, con quien no ha dudado en volverse a regalar en la cita que ambos tuvieron en El Safe Room.

Una vez juntos, y sobre la cama de esta habitáculo, Chile le propuso jugar a la Semana inglesa, un juego que Paula desconocía pero que aceptó a expensas de conocer las reglas según fuera avanzando este divertimento.

Lo que Pau no esperaba es que su compañero de travesuras acabaría cambiando las reglas en busca de conseguir arrancar un beso de la española.

En un momento determinado del juego, Chile se plantó cerca del rostro de la invitada especial y le planteó una dualidad muy complicada de resolver de manera airosa: "Beso o beso" le dijo él, a lo que ella, sin llegar a emitir palabra, respondió acercando su boca a la del joven para comenzar a besarse y así cerrar un 'hat trick', o lo que es lo mismo, tres besos con tres chicos distintos en tres días. Todo un récord en Big Brother México.

Mucho ojo porque la dirección del programa se estaría planteando preguntar a la audiencia si desean que Paula se quede más tiempo dentro de la casa viendo el juego que está dando con su 'joteo' y sus armas de mujer que no dejan de tener éxito entre los habitantes de esta nueva edición del reality show azteca.

Vídeos destacados del día

Sea como fuere, no sólo son piropos los que recibe Paula, ya que muchas seguidoras del programa, especialmente mujeres, están criticando la facilidad con la que está actuando la española y lo que puede acabar provocando con las parejas de los chicos que están en la casa si sigue jugando de la misma manera. Paula no para de liarla.