Nacho Vidal podría haber sido el gran descubrimiento de Supervivientes 2015 pero su comportamiento despectivo respecto a las mujeres del grupo y en especial a Suhaila, su manipulación a sus compañeros Fortu y Rafa (al que humilló en la última gala) poniéndolos en contra de las chicas y por último sus mentiras y trampas, han conseguido que esté nuevamente nominado.

Hasta que llegó la unificación el actor porno se veía a sí mismo como un moderno Tarzán a quién todos tenían que alabar sus hazañas pesqueras y conseguidoras del fuego. Su guerra con Suhaila, una mujer joven de fuerte carácter y que ha resultado también ser muy activa en la supervivencia empezó casi enseguida.

Ella no se plegaba a sus exigencias y destacaba como superviviente y eso a Nacho no le venía bien.

La cosa fue in crescendo tal y como se vio en resúmenes y galas. Las críticas excesivas hacia Chabelita o Carmen Lomana también iban subiendo de tono y Suhaila no se callaba una. Más tarde, vino el episodio del huevo y ahí empezó a decaer la estrella del porno. En la gala, Suhaila le afeó que se hubiese comido a escondidas un huevo de la prueba que realizaron, el lo negó por activa y por pasiva insultándola, pero ella no se calló y así nos enteramos además de su continua falta de higiene. Gracias a un oportuno vídeo, se descubrió que había mentido incluso a su fiel escudero Fortu. Por si fuera poco, nos enteramos de que cuestionados respecto al huevo perdido por la organización al finalizar la prueba, a él no se le ocurrió otra que bajarse el bañador quedándose totalmente desnudo frente a todo el equipo para demostrar que no había escondido nada.

Vídeos destacados del día

La pobre Lara Álvarez no sabía dónde ponerse. Se le avisó de que a la próxima serían penalizados él y su grupo.

Llegó la unificación y con ella Nacho Vidal debió darse cuenta de que ya no lo iba a tener tan fácil para manipular a todos a su conveniencia, además Suhaila estaba incluida en su grupo y siguió la guerra. Hasta el pasado domingo día 18 no supieron quienes estaban nominados, pero sí estuvieron echando cuentas y Nacho que sabía que tenía todas las papeletas empezó a tejer su estrategia en el sentido de que ya no quería seguir en el concurso y que le pediría a quienes lo querían, que si estaba nominado no votasen para que se quedase.

El actor porno es consciente de que su imagen está quedando más dañada cada día que pasa por su bochornoso comportamiento. Y así las cosas, llegó la prueba de recompensa y ahí nuevamente volvió a no respetar las reglas al esconder un dónut en su bañador. Lara le conminó a devolverlo y él dijo como disculpa que lo guardaba para Fortu. En los alegatos, de nuevo incumplió las normas y volvió a pedir que su gente no le votase para quedarse.

El resultado fue la penalización de su grupo los "elegidos", que están pasando la semana en la parte sombría de Playa Uva. Lejos de toda disculpa, hemos podido ver un vídeo en el que de nuevo se burlaba de Suhaila y Lucía con el cinismo y la mala educación que acostumbra, tratándolas como si fuesen seres inferiores.

Su estrategia es clara, si la audiencia como es más que probable lo expulsa, él dirá que en realidad ha sido su gente la que ha hecho caso de su petición. Nacho ha pescado, ha hecho fuego, pero ha sido un verdadero cáncer para la convivencia y eso seguro que finalmente le pasa factura.