En la noche de ayer viernes 15 de Mayo, asistimos una vez más a un esperpéntico espectáculo en el programa Sálvame Deluxe. Desde que salió de la casa de G.H. VIP el escándalo ha acompañado a la de San Blas a pesar de que tanto sus compañeros como "su" programa han hecho lo imposible por echar tierra a su vergonzoso comportamiento dentro de la casa.

Se han lanzado muchas bombas de humo para intentar esconder lo que gracias a la aplicación 24 horas una gran parte de la audiencia pudo ver. Los que seguimos el concurso estamos más que seguros de que se hicieron muchos cortes en la edición de los vídeos, ya que pudimos comprobar que había un retardo de 20 minutos respecto a la hora real, pero a pesar de eso y de una especie de carta de ajuste que de vez en cuando salía y nos dejaba "a oscuras", con lo que vimos tuvimos suficiente y el hecho de que a pesar de todo al final se le regalase el premio nos dejó con muy mal sabor de boca.

Pues bien, se le fue un poco la mano a la ganadora cuando dijo que Kiko Rivera había llamado de forma despectiva a costa de su identidad sexual a J.J. Vázquez y que ella le afeó que lo hiciese. Nos quedamos literalmente a cuadros, ya que no solo no se vieron imágenes al respecto es que no se entiende que no lo comentase en el confesionario o que si, según ella, otras personas lo oyeron nadie dijese nada al respecto.

Naturalmente Kiko lo desmintió y además amenazó con demandarla. Belén Esteban seguía con su particular cruzada erre que erre y todo el mundo pedía que saliesen las imágenes de marras, pero estas no salían. Alejandro Lecquio, estaba tan seguro de que no existían, que llegó a apostar su sueldo de un año en el Programa de AR a que todo era mentira. Al final resultó que efectivamente no hay imágenes, pero que si tomó nota una redactora y ya para acabar de rizar el rizo, lo último ha sido decir que otros concursantes lo oyeron ¿Y quién declaró haber oído lo que Belén Esteban dice? Pues nada más ni nada menos que la última gran "enemiga" del clan Pantoja: Laura Cuevas.

Vídeos destacados del día

¡Mire usted por donde!

Así las cosas y con multitud de comentarios en Twitter y Facebook cada día, en contra de la ganadora de G.H.Vip no había más remedio que intentar salvar los muebles del naufragio como fuese y para eso asistimos ayer a un PoliDeluxe que daba vergüenza ajena. No hay más que leer tuits y mensajes para ver que todos sabíamos de antemano el resultado. Belén Esteban y Laura Cuevas "dicen la verdad" en cambio a una Aguasantas que no olvidemos ha pasado dos veces el polígrafo con nota y que optó por tomarlo a guasa demostrando una gran inteligencia emocional el polígrafo la dejaba por mentirosa.

La Esteban se aplaudía a sí misma y en el punto máximo de su prepotencia, animaba mirando a cámara a que Kiko Rivera la demandase. Mientras tanto, la controvertida poligrafista Conchita Pérez a quien parece ser le pasan consignas por pinganillo, ponía cara de circunstancias. Unos resultados que no han convencido a nadie y os animo a daros una vuelta por las redes sociales y leer los comentarios que todavía siguen llegando.

En realidad todo el programa desprendía un tufillo a caducado. El abogado Rodríguez Menéndez ha iniciado una campaña de recogida de firmas para acabar con Sálvame y Sálvame Deluxe, uniéndose así a varias asociaciones que pretenden lo mismo. ¿Lo conseguirán?