Los ejercicios hipopresivos son una versión diferente a lo que se conoce como ejercicio abdominal muscular. A diferencia del ejercicio tradicional, el hipopresivo es un ejercicio que consigue contraer la zona abdominal y el suelo pélvico a través ejercicios de respiración y tensión muscular, es decir, a través de ejercicios en apnea y mantenimiento de la postura.

Es, por tanto, un tipo de ejercicio centrado en la respiración para tonificar, definir y adelgazar la cintura. Además, ayuda a mantener el vientre plano, a mejorar la condición física, la incontinencia urinaria y combatir la eyaculación precoz.

En definitiva, unos ejercicios adaptados para la mayoría de las personas que quieran iniciarse en esta nueva rutina. No obstante, es recomendable que antes de adentrarse en esta aventura física, es bueno hacerse una revisión general y hablar con nuestro médico habitual. En algunos casos, como pueden ser mujeres embarazadas, personas con hipertensión y personas con problemas articulares, no está permitido la realización de dichos ejercicios.

Un ejemplo de hipopresivo: el básico sentado

Hay varias tipologías y variedades dentro de la gimnasia hipopresiva. Tres tipologías son las más comunes: estático, dinámico y dance. Y se pueden realizar: sentados, de pie, tumbados, apoyados en la pared… según la capacidad de la persona.

A continuación, se describe el básico sentado:

Primero: sentado a modo indio (con las piernas cruzadas), coloca la espalda recta e inclínala hacia delante. Dobla los codos apoyando las manos sobre las rodillas. Es importante mantener esta postura durante todo el ejercicio.

Segundo: respirar profundamente, inspirando por la nariz durante dos segundos y espirando por la boca en cuatro segundos.

Repetir tres veces.

Tercero: en la última espiración, en apnea, abre las costillas 4 segundos.

Cuatro: volver a respirar para rellenar de nuevo los pulmones. Y espira en 4 segundos.

Beneficios de la gimnasia hipopresiva

Los beneficios de los abdominales hipopresivos son muchos y variados, entre los ya citados se encuentran los siguientes:

  • Mejorar la capacidad respiratoria. Permite cansarnos menos a la hora de realizar cualquier actividad física.
  • Recomendable para mujeres que acaban de ser mamás. Está centrado en fortalecer el suelo pélvico.
  • Reducir la ansiedad y el estrés.

Recomendaciones: sólo para valientes

Como cualquier ejercicio físico la principal recomendación es realizar el ejercicio por la mañana ya que de hacerlo en otro momento podría entorpecer el ritmo diario, sobre todo por la noche, que puede dificultar la conciliación del sueño.

Otras recomendaciones son las siguientes:

  • Lo ideal es realizar los ejercicios en una rutina de 20 o 30 minutos semanales o como complemento a otra sesión de gimnasio.
  • No están dirigidos a la pérdida de peso sino a un efecto muscular. Es un complemento de los abdominales tradicionales.
  • Como en cualquier tabla de ejercicio, la nutrición juega un papel importante. No es recomendable la acumulación de grasas pues no se conseguirán los efectos musculares deseados.

Los hipopresivos son perfectos para hacerlos desde casa o al aire libre. Tampoco es necesario estar plenamente en forma y permiten un mayor control del cuerpo cada vez que se practican. Si todavía no se han atrevido a ir al gimnasio, se puede empezar con estos fáciles y sencillos ejercicios que demuestran que aún se está a tiempo de cumplir esa promesa de principio de año y llegar a tiempo a la operación bikini.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!