Las personas que sufren de migrañas pueden encontrarse bajo un mayor riesgo de sufrir un ACV (accidente cerebrovascular), especialmente los que presentan episodios de migraña con aura o alteraciones visuales, como destellos de luz.

Hay investigaciones que han relacionado que las personas que sufren de migraña pueden tener riesgos más alto de sufrir un ACV, debido principalmente a la genética, por lo que cualquier estudio que permita alertar sobre esto a una persona sería de gran ayuda para quien la sufre.

Riesgos de ACV y migraña

El trabajo realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Sur ha permitido desarrollar un modelo que permite predecir el riesgo de sufrir un ACV a personas adultas que sufren de crisis de migraña.

Muchas de las personas que padecen de migraña presentan alteraciones en la visión, que produce que vean destellos de luz, auras o tienen sensaciones como hormigueo en las manos y en la cara, antes de que se presente el dolor de cabeza, siendo las mujeres más jóvenes quienes son más propensas a sufrir de migrañas con aura.

Se ha determinado que sufrir de migraña con aura visual aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico, por lo que desarrollar métodos que ayuden a predecir cuando se puede presentar el ACV sería una ayuda para prevenir sus efectos.

La herramienta para predecir el riesgo de ACV

La herramienta para predecir los riesgos de un ACV puede ayudar a las personas que se encuentran en el mayor rango de sufrirlos, a reducir esa posibilidad.

Esta herramienta será dada a conocer en la Conferencia Internacional sobre Accidentes Cerebrovasculares 2020, que se llevará a cabo en Los Ángeles.

Esta herramienta se desarrolló basándose en una investigación donde se revisaron los datos de un grupo de voluntarios que sufren de migraña, a los que se les ha realizado un seguimiento desde 1987.

Se evaluaron los resultados de 429 personas adultas, de las cuales la mayoría eran mujeres, que presentaban antecedentes de padecer de crisis de migrañas con aura, con más de 50 años cuando se les realizó la primera entrevista.

Cuando el estudio fue concluido, los participantes tenían ya la edad de 70 años.

¿Cómo se desarrolló la herramienta?

Para el desarrollo de esta herramienta se logró identificar cinco factores que aumentan la posibilidad de sufrir un ACV, creando un modelo de predicción basado en un sistema de puntos, en el que a cada factor se le asignó un puntuaje en proporción a su influencia a la hora de producirse un ACV.

Estos factores de riesgo en personas que sufren de migraña con aura, fueron la diabetes a la que se le asignó un valor de 7 puntos; ser mayor de 65 años, con 5 puntos; el ritmo cardiaco, 3 puntos, sufrir de presión arterial elevada, 3 puntos; y el sexo de la persona, con 1punto.

Después de realizar la puntuación de cada persona que participó en el estudio, la mayoría mujeres, se procedió a clasificar a los participantes en tres grupos: de bajo riesgo (0-4 puntos), los que se encuentran en el punto intermedio (5-10 puntos) y los que se encuentran en el riesgo más alto (11-21 puntos).

Luego se les realizó un seguimiento por 18 años, donde 32 personas presentaron un ACV. Al finalizar la investigación, un 3 % de personas con bajo riesgo presentaron un ACV, un 8% de los del grupo de riesgo intermedio y un 34 % de los del grupo de alto riesgo. Las personas que sufren de migraña con aura del grupo de alto riesgo, al ser comparadas con el grupo de bajo riesgo, mostraron que presentan 7 veces más posibilidades de sufrir de un ACV durante una crisis de migraña visual.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!